Mundo 05 abril 2016

Corte dice que Vicepresidente de Brasil debe ir a juicio

RIO DE JANEIRO (AP) — Quién debería asumir el cargo si la presidenta Dilma Rousseff es objeto de un juicio político, el vicepresidente Michel Temer, podría correr la misma suerte.

El magistrado de la Corte Suprema, Marco Aurelio Mello, dictaminó el martes que la cámara baja del Congreso debe iniciar el proceso de juicio político a Temer porque enfrenta las mismas denuncias de trasgresiones a las reglas fiscales que la presidenta. Mello decidió que debe crearse una comisión para examinar la solicitud de dicho proceso a Temer, el mismo que enfrenta Rousseff actualmente

Mello decidió que debe crearse una comisión para examinar la solicitud de dicho proceso a Temer, el mismo que enfrenta Rousseff actualmente.

El pedido fue uno entre cuatro planteados contra Temer, todos los cuales fueron desestimados por el presidente de la cámara baja, Eduardo Cunha, aliado clave y miembro del mismo partido, así como también adversario de Rousseff. Mello dictaminó que Cunha se excedió en sus funciones al decidir archivar el caso porque determinó que carecía de méritos.

El fallo de Mello revierte las desestimaciones sobre Temer en uno de los documentos, aunque Cunha puede apelar la decisión ante el pleno de la corte.

Mientras tanto el martes, el presidente del Senado, Renan Calheiros, sugirió que las elecciones generales podrían ser una salida válida a la crisis política que paraliza el país.

"No podemos cerrar ninguna puerta, ni dejar de discutir ninguna alternativa", dijo a la prensa. "Debemos considerarla como una alternativa".

Rousseff pareció rechazar la idea cuando dijo horas antes el martes: "Convenzan al Congreso y al Senado a que abandonen sus mandatos. Después vengan a verme".

Los llamados a una elección general han aumentado en las últimas semanas a medida que crece la probabilidad de que la presidenta sea sometida a juicio político. Como los tres en la línea de sucesión presidencial —Temer, Cunha y Calheiros— están involucrados en el escándalo de corrupción en torno a la paraestatal Petrobras, muchos consideran que una elección general permitiría despejar el ambiente y empezar de cero.

Los proponentes del plan insisten en la necesidad de resolver urgentemente la crisis por considerar que, mientras más se prolongue, más difícil será reactivar la economía nacional y reducir el desempleo y la inflación.

Asimismo el martes, Rousseff descartó una reestructuración del gabinete antes de que se proceda a votar para decidir si habrá o no juicio político, que se anticipa para mediados de abril.

La incertidumbre sobre el gabinete prevalece desde la semana pasada, cuando el principal partido brasileño se retiró de la coalición gobernante de Rousseff. Los líderes del Partido del Movimiento Democrático Brasileño, al que pertenecen Cunha y Calheiros, dijeron que sus seis ministros renunciarán inmediatamente, aunque ninguno ha dejado el gobierno todavía.

Los observadores creen que Rousseff ofrecerá los cargos a partidos menores para asegurarse su apoyo en la votación sobre juicio político. Pero la presidenta afirmó el martes que el palacio presidencial "no pretende instrumentar ninguna reestructuración ministerial antes de la votación en la cámara baja".

Si los adversarios de Rousseff consiguen dos tercios de los 513 votos, el proceso de juicio político seguirá adelante en el Senado.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario