EEUU 02 junio 2016

Correos: Equipo de Clinton revisó textos ajenos en actos

WASHINGTON (AP) — Para Hillary Clinton, la campaña electoral se ha centrado en construir una imagen de persona cercana: a menudo ha preferido auditorios municipales a grandes estadios, ha salpicado sus anuncios de anécdotas personales y organizado reuniones menos guionizadas con los votantes.

Sin embargo, correos electrónicos a los que tuvo acceso Associated Press revelan un cuidadoso esfuerzo entre bambalinas para revisar los comentarios de introducción de estudiantes y directivos de universidades, que presentaban a la favorita demócrata como oradora, así como preguntas sugeridas que encajaban con su campaña.

Aunque no es raro que las campañas planifiquen apariciones en detalle, las conversaciones por correo electrónico son un atisbo de la clase de aparato de control de imagen que podría emplear Clinton si llega a la Casa Blanca, incluidos intentos de dirigir la conversación con el público. También contradicen los esfuerzos de su campaña de mostrar a Clinton como menos envarada y guionizada que en su campaña anterior, hace ocho años.

Los intensos preparativos de Clinton parecen contrastar con el probable candidato republicano, Donald Trump, que rara vez evita temas polémicos en sus discursos, habla de forma espontánea y parece tener más interacciones no planificadas ni preparadas.

Un portavoz de la campaña de Clinton, Nick Merrill, prometió ofrecer un comunicado a AP en respuesta a preguntas detalladas sobre el tema, pero no envió uno.

Las conversaciones de correo, reveladas tras solicitudes amparadas en normas de transparencia, muestran el funcionamiento de una campaña que destaca los momentos imprevistos, como la historia de una niña que preguntó a Clinton: "Si usted es elegida como la presidenta chica, ¿le pagarán lo mismo que al presidente chico?". Esa frase fue un momento estrella de la campaña.

Sin embargo, el equipo de la aspirante sigue decidiendo detalles minúsculos sobre sus apariciones, incluso los vasos de su sala. Esa fijación con la planificación ha dejado en ocasiones a las autoridades locales en situaciones incómodas en el escenario político.

"Se ofrecieron a escribir su presentación. Les dije que no", escribió Becky Mann, responsable de relaciones públicas para la Universidad Técnica de Greenville, en South Carolina, en un correo electrónico al responsable del centro, Keith Miller.

La campaña de Clinton también sugirió preguntas que podría hacer Miller, como: "Tenemos varios estudiantes con necesidades económicas, ¿qué debemos hacer para hacer más asequible la universidad?". El coste de la universidad es uno de los temas principales de campaña de Clinton.

Sin embargo, Miller rechazó estas preguntas, que describió como "malas preguntas", y dijo que desarrollaría las suyas. "Probablemente después de escuchar su discurso", escribió el directivo.

En South Carolina, el director de campaña en el estado Clay Middleton pidió a otra universidad que "proporcione una lista de dos o tres estudiantes que serían adecuados para presentar a la secretaria".

El presidente del Community College de Des Moines, Robert Denson, incorporó temas enviados por el equipo de Clinton a su discurso de presentación en agosto de 2015, antes de una comparecencia de la ex secretaria de Estado. En una entrevista, Denson explicó que varios candidatos visitaron el centro, incluidos Clinton y Trump, y que la universidad gestionó los actos de igual modo: poniéndose en contacto antes sobre temas concretos que incluir en su presentación habitual, que señala que la escuela no toma partido ni favorece a ningún candidato.

"Hicimos lo mismo con Trump", dijo, añadiendo que las visitas de candidatos a las universidades regionales ofrecen un atisbo de lo que es importante y la oportunidad de escuchar a futuros ocupantes de la Casa Blanca, que darán forma a la política en el país.

El personal de Clinton también revisó una otra de prensa de la agencia de transportes de Des Moines antes de una visita de la aspirante a su sede en julio de 2015. Allí describió el cambio climático como una de las "amenazas más urgentes" de la actualidad. "Tengo los cambios y la luz verde de su equipo, de modo que lo tendremos fuera en breve", dijo un empleado de la oficina de transportes en un correo de julio de 2015.

Más tarde ese año, en la escuela secundaria de Keota, en Iowa, el equipo de Clinton pidió ver la presentación que había preparado un estudiante antes del acto, según correo electrónico de diciembre de 2015.

Esa conversación se produjo un mes después de la visita de Clinton a una escuela intermedia de Clinton, en Iowa, precedida por multitud de correos en los que los administradores del centro expresaban su preocupación por los planes de la campaña de rodar anuncios en el lugar.

Cuatro días antes del acto, un miembro de la campaña escribió a la escuela: "Queremos hacer unas pocas grabaciones comerciales en los espacios de oficios en la escuela secundaria Clinton antes de la reunión municipal" en la escuela intermedia. Los responsables del centro, preocupados porque el nombre de la escuela pudiera utilizarse por motivos políticos, intervinieron deprisa para limitar las grabaciones, pidiendo que no se identificara la escuela en ningún anuncio y asegurándose de que ningún cartel de las instalaciones apareciera en los anuncios.

Unos 400 vecinos de la localidad, empleados de la campaña y reporteros acudieron a la cafetería el domingo en que Clinton acudió al lugar. Allí defendió su plan para reducir impuestos federales, fomentar exenciones fiscales y expandir la Seguridad Social.

"Como escuela pública", dijo John Jorgensen, director de aprendizaje y colaboración en el sistema escolar, "no puede parecer que apoyamos a un candidato sobre otro"

___

En Twitter: Jack Gillum en https://twitter.com/jackgillum y Chad Day en https://twitter.com/chadsday

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario