EEUU 24 marzo 2016

Corrección a despacho: AMN-GEN EEUU-HONDURAS

WASHINGTON (AP) — Un despacho del pasado 14 de marzo sobre el arresto de dos hombres en Washington que protestaban para que se cancelara la ayuda económica de Estados Unidos a Honduras a raíz del asesinato de la activista ambientalista Berta Cáceres, la AP informó erróneamente que el Banco Mundial financió un polémico proyecto hidroeléctrico. Lo correcto es decir que la lucha de Bertha Cáceres impidió que el constructor más grande de represas del mundo, la compañía estatal Sinohydro de China, construyera el proyecto hidroeléctrico. La Corporación Financiera Internacional, institución del Banco Mundial, que consideró invertir en la obra, también abandonó la iniciativa.

A continuación la versión corregida del despacho:

Dos hombres fueron arrestados el lunes tras subir al atrio de un edificio gubernamental para colgar pancartas en las que pedían el cese de la ayuda económica a Honduras a raíz del asesinato de la activista ambientalista Berta Cáceres.

La policía se llevó esposados a los dos hombres después de que colgaran en lo más alto del complejo gubernamental Ronald Reagan dos pancartas que rezaban "Berta Cáceres Presente" y "USAID pare financiamiento asesinatos Honduras", refiriéndose por sus siglas a la Agencia Estadounidense para la Cooperación Internacional.

"Nos manifestamos en solidaridad con nuestra querida camarada Berta y el pueblo lenca y todos los hondureños que valientemente se resisten a ser desplazados de su territorio", dijo Jake Dacks, uno de los detenidos, según un comunicado de prensa distribuido por su amigo Jacob Blickenov.

Paul Magno, integrante de la agrupación Witness for Peace, dijo a The Associated Press que los dos detenidos son activistas residenciados en la capital estadounidense que no integran agrupaciones específicas.

Cáceres, asesinada el 3 de marzo, había denunciado que era objeto de amenazas de muerte por parte de la policía, el ejército y grupos de terratenientes. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos le había otorgado medidas cautelares desde 2009, pero el gobierno hondureño no le asignó protección.

Cáceres cobró gran relevancia internacional por organizar al pueblo lenca —la mayor etnia de Honduras— para protestar contra la construcción de un polémico proyecto hidroeléctrico. Con su lucha impidió que el constructor más grande de represas del mundo, la compañía estatal Sinohydro de China, construyera el proyecto hidroeléctrico. La Corporación Financiera Internacional, institución del Banco Mundial que invertiría en la obra, también abandonó la iniciativa.

Ben Edwards, vocero de USAID, dijo a The Associated Press que el gobierno estadounidense "condena el asesinato de Cáceres y llama al gobierno hondureño a realizar una investigación transparente, integral y rápida para garantizar que los responsables rindan cuentas ante la justicia".

Edwards dijo desconocer el monto de la ayuda que USAID planea destinar a la nación centroamericana en 2016.

El gobierno del presidente Barack Obama solicitó el mes pasado al Congreso 750 millones de dólares para fortalecer las instituciones en Guatemala, Honduras y el Salvador para el periodo fiscal de octubre 2016 a septiembre de 2017.

Los fondos para los tres países del Triángulo Norte solicitados por el Departamento de Estado se sumarían a los 750 millones de dólares que el Congreso destinó en diciembre de 2015 pasado como parte de ejercicio fiscal que concluye en septiembre de 2016.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario