Deportes 18 octubre 2016

Consentimiento, clave en caso de Derrick Rose

LOS ÁNGELES (AP) — Meses antes de que Derrick Rose subiera al estrado para defenderse contra una demanda que lo acusa a él y a dos amigos de violar a su ex novia aprovechando que se encontraba ebria, se preguntó al astro de la NBA si entendía el significado de la palabra "consentimiento".

"No, pero ¿me lo puede decir?", preguntó Rose al comparecer en junio.

Rose acude a los tribunales desde la semana pasada con una comprensión mucho mejor de la palabra, que es central en el caso civil de 21 millones de dólares. Su interpretación del concepto podría resultarle costosa.

Nadie ha puesto en duda que Rose y sus amigos tuvieron relaciones sexuales con la mujer en el apartamento de ésta el 27 de agosto de 2013. La pregunta es si ella consintió —como aseguran los acusados— o si estaba incapacitada para hacerlo, como alega la demandante.

No existe una definición comúnmente aceptada para la palabra consentimiento, la cual constituye el meollo de una serie de leyes sobre violación y agresión sexual, que han cambiado tanto que parecen una "colcha de retazos", dijo la abogada Rebecca O'Connor. En algunos casos, la palabra se define como un acuerdo afirmativo antes de tener relaciones sexuales.

"Es algo turbio y creo que ahí es donde estamos viendo muchos estados tratando de limpiar las malas hierbas, si se quiere ver así, y hacer que esto se aclare", agregó O'Connor, vicepresidenta de la organización Rape, Abuse & Incest National Network (Red Nacional contra la Violación, el Abuso y el incesto). "Es algo tan complicado que nunca podemos simplemente decir que algo es blanco o negro".

La violación era definida como una relación sexual con el uso de la fuerza y en contra de la voluntad de una mujer, dijo Matt Lyon, profesor de derecho en la Universidad Lincoln Memorial.

En algunos estados, los esfuerzos de reforma llevaron a definir la violación más por la falta de consentimiento de la víctima que por el uso de la fuerza de parte del agresor.

Estados como California han ido más allá al decidir que durante el acto sexual alguien puede retractarse de haber dado su consentimiento y que una víctima puede encontrarse demasiado incapacitada para estar de acuerdo con el acto sexual.

"Una de las críticas principales contra la modernización de la ley es que todo se reduce a lo que 'él dijo o ella dijo''', comentó Lyon. "Es demasiado fácil cuando queda claro que se empleó la fuerza, pero aquí la mujer puede decir que hubo una violación pese a que no existan evidencias físicas sobre el uso de la fuerza o la realización de un acto contra su voluntad".

Esa es precisamente la situación en el caso de Rose, en que la mujer señala que se desvaneció, tras una noche de parranda en la mansión de Rose en Beverly Hills. Sin evidencias físicas, el caso depende de la credibilidad de la denunciante y de los acusados.

La mujer dijo que, tras visitar la casa del jugador de los Knicks de Nueva York, se marchó a su apartamento, donde vomitó y se quedó dormida. Relata que se despertó alrededor de las 3 de la madrugada, y descubrió que Rose y sus amigos Ryan Allen y Randall Hampton estaban teniendo relaciones sexuales con ella. Afirma que se encontraba incapacitada para detenerlos.

Aunque Rose tuvo dificultades con la palabra "consentimiento" en su declaración videograbada, trató de corregir en el juicio, al definirla como una situación en que ambas partes tienen un acuerdo. Sustentó su versión de que hubo consentimiento, al mostrar mensajes que la mujer le envió 17 horas antes de lo ocurrido, para decirle que se sentía "caliente" cuando pensaba en él.

"Quizás ella envió mensajes de texto o correos electrónicos que eran sugerentes, pero eso no demuestra que haya consentido las relaciones en el momento en que sucedieron", dijo Evan Lee, profesor de derecho en la Universidad de California. "Una mujer puede estar dispuesta a tener relaciones sexuales durante 23 horas en un día, pero si en la 24ta hora no quería tenerlas, entonces se trata de una violación, si es que él sabe que ella no quiere".

De acuerdo con Rose, supuso que hubo consentimiento, con base en sus relaciones sexuales previas con la mujer, quien jamás se había negado. Afirmó que la denunciante comenzó el acercamiento con él y sus amigos en la casa de Beverly Hills, esa noche.

Tanto Rose como sus amigos señalaron que la mujer parecía sobria y participó voluntariamente.

Esa madrugada, cuando los tres hombres ingresaron en el apartamento, la mujer les pidió "uno a la vez", y los recibió "con los brazos y las piernas abiertas", manifestó el abogado defensor Mark Baute, durante los argumentos de cierre, esgrimidos el martes.

The Associated Press ha decidido no identificar a la mujer por su nombre, pues generalmente no lo hace con personas que se dicen víctimas de una agresión sexual.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario