Mundo 01 octubre 2016

Conmemoran un año de deslave que mató a 280 en Guatemala

SANTA CATARINA PINULA (AP) — Cientos de sobrevivientes y familiares de víctimas de un deslave que mató a 280 personas hace un año rindieron homenaje el sábado a sus parientes fallecidos bajo toneladas de tierra.

Con rosas blancas, globos y velas, servicios religiosos y una vigilia, los pobladores de Cambray recordaron a familiares y vecinos fallecidos.

El 1 de octubre de 2015, la colonia El Cambray, ubicada en el Municipio de Santa Catarina Pinula, a 14 kilómetros de la ciudad, sufrió una tragedia impensable. La colonia, ubicada en el medio de dos montañas y a unos metros del cauce de un río, sufrió un deslave que sepultó al menos 76 casas en el lugar.

Una de las montañas estaba saturada de agua por las lluvias y la erosión causada por el río a la base de la montaña habría sido la causa del deslave, según las autoridades.

Amilcar Sales, de 39 años recuerda como esa noche rescató a decenas de personas que pedían auxilio y que habían quedado atrapadas en el deslave.

"Mi familia y yo ibas a celebrar el día del niño comiendo pizza, cuando de pronto escuché un estruendo, las luces se apagaron, tembló. Salí a la puerta a ver, mi esposa me pregunto qué había pasado: Fue un deslave le dije", explicó Sales. El sobreviviente aún recuerda cómo entre una nube de polvo recorrió menos de una cuadra de su casa cuando se topó con una montaña de tierra que sepultaba las casas de sus vecinos.

"Como pudimos logramos sacar a varios, recuerdo a una muchacha que estaba embarazada pero logró salir viva", dice Sales.

Iris Camas, de 33 años lloraba al recordar a sus vecinos. Aunque dijo no haber perdido a ningún familiar en la tragedia, perder a todos sus vecinos le provocó una gran depresión y terminó por enfermarla y agravar sus problemas de riñón.

César González, presidente de la Asociación de Vecinos por el Cambray, dijo que "para algunos sigue siendo una pesadilla de la que se quiere despertar pero no se puede".

Cientos de personas perdieron a sus familiares en la tragedia, así como sus pertenencias y sus propiedades. Ahora están a la espera de que el gobierno central les cumpla con lo ofrecido: la construcción de sus viviendas.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario