Mundo 17 mayo 2016

Conmemoran día de la lucha contra la homofobia

ASUNCION, Paraguay (AP) — Unos 200 integrantes de la comunidad homosexual realizaron el martes una besatón en la principal plaza de Asunción para conmemorar el día internacional de la lucha contra la homofobia.

En tanto que en Argentina, primer país de América Latina en legalizar el matrimonio igualitario, un centenar de activistas advirtieron en una colorida protesta frente al Obelisco de Buenos Aires que pese los avances logrados todavía el colectivo LGTB (Lesbianas, gays, bisexuales y transgénero) es objeto de discriminación.

El director de la organización no gubernamental Somosgay, Simón Cazal, pronunció un mensaje en el que recordó que "éste es el sexto año del besatón y aunque hoy nos reunimos en la Plaza de Armas tan sólo 200 individuos, lo hacemos con el progreso de que no tenemos miedo de ser agredidos".

Cazal está casado con su compatriota Sergio López por la ley de Argentina, que en 2010 aprobó el matrimonio igualitario.

Según la constitución paraguaya el matrimonio está integrado por un hombre y una mujer y en el Parlamento no existe ningún proyecto de ley para establecer el matrimonio entre individuos del mismo sexo.

"Esperamos que, alguna vez, Paraguay cambie su legislación permitiendo el casamiento entre personas del mismo sexo", dijo a The Associated Press Adolfo Ruiz, dirigente juvenil de Somosgay.

Fiorella Yuhats, de 20 años, dijo a AP tras besar a su pareja Yssanne Martin, de 18, que "la sociedad paraguaya debe aprender a ser tolerante con las personas que usando su libre albedrío mantienen una relación sentimental con las de su mismo sexo".

La manifestación fue interrumpida por dos pastores evangélicos que calificaron de "perversos" a los asistentes.

"Paraguay no es Sodoma ni Gomorra... Estos homosexuales y lesbianas deben irse del Paraguay. Dan un mal ejemplo a niños y adolescentes que, a través de los medios, ven sólo perversión", dijo a AP el pastor Mario Cáceres, líder espiritual de la iglesia evangélica Solo Jesús.

Una dotación de agentes policiales se movilizó para evitar un eventual enfrentamiento.

Ruiz sostuvo que "estos evangélicos sólo hostigan y dan un mensaje de exclusión social. Nosotros, en cambio, luchamos por la igualdad de derechos civiles".

En la capital argentina, el Obelisco --monumento que identifica a la ciudad-- fue rodeado de manifestantes con banderas del arco iris (símbolo del movimiento LGTB), con la leyenda "no a la homofobia".

"Aquí en Buenos Aires, que es tan cosmopolita, no te das cuenta pero en el norte del país hay una transfobia, una violencia transgénero que es terrible", indicó el activista Germán Rocha. "Todavía se encuentran chicas trans en la calle; aunque estén o no ejerciendo la prostitución, las llevan presas por muchos días. En las escuelas es terrible. Falta trabajar mucho en la educación y en la diversidad", apuntó.

A principios de mayo la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT) junto a otras organizaciones denunciaron un aumento de ataques contra la población trans en todo el país. Ante la falta de estadísticas oficiales lanzaron un observatorio para dar seguimiento a casos de violencia en Buenos Aires, con la asistencia de Defensoría del Pueblo.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario