Mundo 30 mayo 2016

Congreso de Filipinas proclama presidente y vicepresidenta

MANILA, Filipinas (AP) — El Congreso de Filipinas proclamó el lunes como nuevo presidente electo del país al alcalde Rodrigo Duterte y nombró a la diputada Leni Robredo vicepresidenta de un país que, pese a su elevada tasa de crecimiento, sigue enfrentando problemas grandes de pobreza, corrupción e insurgencia.

Robredo asistió al acto celebrado en la Cámara de Representantes, al contrario de Duterte, que no se movió de su ciudad, Davao, en el sur del país, desde las elecciones del pasado 9 de mayo. Duterte explicó a la prensa antes que le desagradan ese tipo de ceremonias de proclamación.

Las tres hijas de Robredo se unieron a ella en la breve ceremonia. El presidente de la cámara baja y el presidente del Senado levantaron las manos de ella para proclamar su victoria mientras los legisladores aplaudían.

La proclamación del lunes concreta el impresionante ascenso político de Duterte, de 71 años, que ganó gracias a promesas audaces de erradicar la delincuencia y la corrupción dentro de los primeros seis meses como presidente.

La promesa resonó entre muchos filipinos cansados de la delincuencia, pero las autoridades policiales han dicho que es imposible de lograr, teniendo en cuenta que el crimen continuó afectando a la ciudad de Davao, de la cual el presidente electo fue alcalde de forma intermitente durante más de 22 años.

Grupos defensores de los derechos humanos han expresado su alarma por Duterte, de quien sospechan que instigó las ejecuciones extrajudiciales de muchos sospechosos de crímenes mediante hombres armados en motocicletas, apodados como escuadrones de la muerte de Davao.

Para agravar las sospechas, el propio Duterte ha lanzado amenazas públicas de matar a los traficantes de drogas y otros delincuentes.

Robredo, de 52 años, es una ex abogada de derechos humanos que ayudó a defender a los pobres de zonas rurales en su provincia natal de Camarines Sur, al sureste de Manila.

Un año después de que su marido —un popular político reformista— murió en un accidente aéreo en 2012, ella entró a regañadientes en la política, pero tuvo una carrera exitosa por un escaño en la Cámara de Representantes.

En Filipinas, el presidente y el vicepresidente del país se eligen por separado.

Duterte ganó con una campaña basada en la lucha contra la delincuencia que le reportó seis millones de votos más que a su rival más cercano.

La carrera por la vicepresidencia fue mucho más ajustada. Robredo terminó solo 260.000 votos por delante del segundo, el senador Ferdinand Marcos Jr. El hijo del fallecido exdictador Ferdinand Marcos planteó sospechas de fraude electoral y reclamó una investigación.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario