Associated Press 12 octubre 2016

Cóndor de California nace en libertad, sobrevive y deja nido

PAICINES, California, EE.UU. (AP) — Un polluelo de cóndor de California nació en libertad, sobrevivió y dejó su nido en el Parque Nacional Pinnacles por primera vez desde la década de 1890, indicaron el miércoles las autoridades.

La hembra que nació en abril, no es el primer polluelo que nace en el parque. Pero si es el primero en sobrevivir lo suficiente para abandonar el nido y comenzar su vuelo hacia la adultez, reportó el Santa Cruz Sentinel (http://bit.ly/2edTCWs ).

"Se mantiene cerca del nido y realiza muchos vuelos de práctica", comentó Rachel Wolstenholme, directora del programa de cóndores en Pinnacles. "Sus padres le ayudarán a aprender a volar, dónde alimentarse y cómo interactuar con las otras aves silvestres del lugar".

Pinnacles es un parque de más de 10.500 hectáreas (26.000 acres) en el condado San Benito, unos 130 kilómetros (80 millas) al sur de San Jose.

Los científicos afirman que es una historia de éxito para el ave más grande de América del Norte mientras continúa con su lento pero constante camino lejos del borde de la extinción.

Los cóndores de California alguna vez habitaron desde la Columbia Británica hasta México. La pérdida de hábitat, la caza y el envenenamiento por plomo al ingerir perdigones mientras se alimentaban de los animales a los que los granjeros y cazadores les disparaban, provocó un declive masivo en su población.

En 1987, biólogos federales capturaron a todos los cóndores silvestres que quedaban y comenzaron a reproducirlos en zoológicos. Los descendientes de esos ejemplares gradualmente han sido devueltos a la vida silvestre.

Actualmente el panorama mejora para el cóndor.

Hasta el 31 de diciembre, había 435 cóndores de California en zoológicos y en libertad, un incremento de casi 20 veces en los últimos 30 años, según reportes del periódico.

Los cóndores han nacido en vida silvestre con éxito y han abandonado el nido en el Big Sur de California; el Sur de California; Arizona, Utah y Baja California, México. Pero hasta la semana pasada no había ocurrido en Pinnacles en 120 años. Autoridades del parque mantienen la ubicación del nido en secreto para que los visitantes no molesten a las aves.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario