Mundo 22 marzo 2016

Concluye motín en prisión de Venezuela, un guardia muerto

CARACAS, Venezuela (AP) — Las autoridades pusieron fin el martes a un motín en una prisión al occidente de Venezuela tras casi cuatro días de negociaciones con los reos, que mantenían a guardias y empleadas administrativas como rehenes.

La ministra de Servicio Penitenciario, Iris Varela, informó por primera vez que la rebelión comenzó la tarde del viernes en la penitenciaría David Viloria - conocida antiguamente como la cárcel de Uribana- en la ciudad de Barquisimeto, a unos 280 kilómetros al oeste de Caracas. Dijo que uno de los prisioneros accionó un explosivo y murió un guardia.

Según la ministra, el motín concluyó la mañana del martes después de que las autoridades mediante "la persuasión y el diálogo" lograron "resolver la situación con la liberación de las 14 personas que quedaban secuestradas", incluidas siete trabajadoras administrativas.

Dijo que los informes indican que el viernes un funcionario de seguridad del Ministerio Penitenciario se prestó para facilitar el ingreso de unas armas".

"Tenían algunas granadas, tenían explosivo conocido como C4", además de las escopetas arrebatadas a sus custodios", acotó Varela en una entrevista telefónica difundida por la televisión estatal.

Esta cárcel fue escenario en 2013 de enfrentamientos mortíferos en los que murieron 58 personas, según registros oficiales.

"La buena noticia es que ya se resolvió la situación, definitivamente", indicó. "Lamentamos profundamente que el día de ayer (lunes) uno de los custodios perdió la vida, mientras el reo sufrió heridas graves en "su extremidad izquierda", expresó, sin dar otros detalles.

Varela señaló que los reos pretendían "que nosotros les dejáramos el control del recinto".

Humberto Prado, director del Observatorio Venezolano de Prisiones, una organización no gubernamental, informó en un comunicado que prisioneros exigían hablar con la ministra para reclamar maltratos y otros problemas que estarían afrontando en ese recinto carcelario.

Las autoridades han realizado en los últimos años varias tomas y desalojos de penales en el país como parte de un proceso de reestructuración del sistema carcelario.

En un comunicado divulgado en Washington, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) lamentó la muerte de al menos una docena de reos en cárceles de Venezuela, citando otros incidentes violentos ocurridos en los primeros tres meses del 2016.

La Comisión expresó su "preocupación" por la muerte de cinco hombres en reyertas separadas entre enero y febrero en el Internado Judicial José Antonio Anzoátegui, en el oriente del país. Tres de esos presidiarios fallecieron baleados por otros reos.

El organismo interamericano también recordó en el comunicado la muerte de otros tres prisioneros, el 6 de marzo, en medio de una revuelta en los calabozos de la Comandancia General de la policía del estado Anzoátegui; así como la muerte de cinco personas el 15 de marzo, luego de un enfrentamiento "entre custodios y reclusos debido a que éstos últimos intentaron tomar como rehén al director del centro penitenciario" Fénix en el estado occidental de Lara. En ese incidente fallecieron cuatro reos y un guardia, y se registraron 57 heridos, entre ellos el director del penal.

"La CIDH urge al Estado a investigar con debida diligencia y esclarecer las circunstancias en que ocurrieron estos hechos y, en su caso, identificar y sancionar a los responsables, así como adoptar las medidas necesarias a fin de evitar la reiteración de hechos similares", agregó el escrito.

Venezuela cuenta con una treintena de cárceles donde la población, que alcanza a cerca de 50.000 reclusos, enfrenta serios problemas de hacinamiento y violencia generada por bandas que controlan internamente los penales y trafican con armas y droga.

___

El periodista de la AP Luis Alonso Lugo en Washington colaboró con este despacho

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario