Mundo 29 marzo 2016

"Compadres", acción y humor a ambos lados de la frontera

CIUDAD DE MEXICO (AP) — El actor mexicano Omar Chaparro es famoso por sus papeles cómicos, pero en "Compadres" el público lo podrá conocer haciendo gala de sus habilidades en el género de acción.

En la cinta de Enrique Begné, que se estrena el jueves en cines mexicanos y el 22 de abril en Estados Unidos, Chaparro interpreta al teniente Diego Garza, un policía hábil con las armas y los puños.

"A lo mejor la gente no conoce esa parte", dijo Chaparro el martes en entrevista con The Associated Press. "Pero a mí siempre me ha gustado gracias al señor que está allá atrás de ti que se llama Omar Chaparro Pérez, que es mi padre. Me metió a karate a los 7 años, ¿se acuerda?, desde entonces me encantan".

Chaparro realizó casi todas sus escenas sin ayuda de dobles y en ellas hace lujo de su habilidad física.

"De hecho ese era mi sueño, irme a Hollywood a trabajar de stunt (doble)", apuntó.

Además de su padre, durante la entrevista Chaparro estuvo acompañado por Aislinn Derbez, quien interpreta a María, la bella novia de Garza con quien tiene una escena muy candente al comienzo de la cinta. La actriz dijo que su padre, Eugenio Derbez, no se enojó de verla besar a uno de sus colegas en la comedia mexicana.

"Creo que le puso peor que se me transparentara la blusa", apuntó.

Erick Elías da vida a Santos el mafioso que asesina al compadre de Garza y secuestra a María. Como buen villano no se detiene para asesinar a sus enemigos o incluso a los delincuentes que trabajan para él.

"Justo cuando me entregaron el guion y el personaje me clavé un poquito más en películas de este tipo... pero también uno trae dentro una furia y un enojo y eso es de lo que me agarré, de lo mío", señaló sobre su forma de inspirarse.

La película, en la que también actúan Eric Roberts y Kevin Pollak, está hablada en inglés y español, ya que ocurre a ambos lados de la frontera de Estados Unidos. Tras el secuestro de María, Garza debe actuar fuera de la ley para encontrar a Santos y se apoya de Vic (Joey Morgan) un adolescente estadounidense hacker que se ve inmiscuido en una transacción de los maleantes.

Pero no deja de tener momentos de comedia, aunque con un poco de humor negro. Por ejemplo, Garza y Vic necesitan entrar a la computadora de Krishna (otro hacker) que tiene como contraseña sus huellas digitales, sólo que hay un problema: "Le cortan un dedo", dijo Chaparro, "Y Joey Morgan está todo histérico".

En otro momento decisivo Garza sufre un inoportuno malestar estomacal.

"Queríamos que Diego Garza tuviera el tono de un héroe de acción, que no fuera chistoso, y la situación es la que lo hace cómico, que este hombre con su mujer secuestrada está pasando por un proceso muy difícil y encima tiene un ataque de diarrea", dijo Chaparro quien se tomó muy en serio la enfermedad de Garza durante su preparación para la película: "Si te soy honesto hubo una noche que me tomé tres pastillas para que me diera", señaló. "Tenía que ver realmente cuáles son mis caras y efectos y qué es lo que pasaba".

"¿Mientras estaban grabando estabas así?", le inquirió sorprendida Derbez.

"Antes de la filmación para vivir la experiencia y que fuera lo más real posible", aclaró Chaparro.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario