Cancer 28 octubre 2016

¿Cómo un aficionado salvó al campeón olímpico Marc Horton de padecer cáncer de piel?

Mientras muchos celebraban el triunfo de Mack Horton en los Juegos Olímpicos de Río 2016, un televidente observó cuidadosamente los lunares que el deportista tenía en su pecho.

Esta persona, calificada por los medios australianos como un "ojo de águila", había visto al nadador en competencias anteriores y notó los cambios de color y tamaño de uno de los lunares.

Poco después de la final, el aficionado anónimo escribió al equipo de natación de Australia para alertar sobre lo que podría haber evolucionado como un melanoma.

Hace unas horas, el atleta australiano le agradeció públicamente en su cuenta personal en la red social Instagram después de que removieran el lunar, ubicado cerca de la clavícula derecha.

Sin conocer todavía los resultados de la biopsia, el deportista de 20 años compartió esta selfie en la que se ve una gasa cubriendo el área donde anteriormente estuvo el lunar.

"Creo que podría haber sido un dermatólogo", dijo Horton al periódico australiano Herald Sun.

Según el deportista, hace unas semanas le entregaron una carta de referencia solicitando la evaluación de un especialista. Sin embargo, él eligió disfrutar de unas vacaciones por Europa antes de ir al médico, contó Horton.

El pasado jueves, cuando acudió a un hospital de Melbourne, los médicos decidieron remover el lunar inmediatamente: "más temprano que tarde".

"Llamé a Craig, mi entrenador, y le dije que ellos querían extirparlo. Realmente no tuve opción. Por ahora no estoy asistiendo a los entrenamientos".

Horton espera volver al agua esta semana y retomar su entrenamiento con vistas al campeonato nacional de piscina corta en Brisbane, Australia, que se celebrará el próximo noviembre.

El atleta señaló al periódico The Australian que todo esto "es menos dramático de lo que algunos han contado" pero reconoció que podría haber evolucionado negativamente.

"Me di cuenta de que el lunar había cambiado un poco, pero supongo que la alerta de esta persona finalmente me impulsó a ir al médico, lo cual fue bueno", explicó.

"Es un pequeño recordatorio para todos: ir y hacerse un chequeo de la piel", concluyó.

Cuando le preguntaron que le diría a su benefactor si se lo encontrara algún día, el campeón olímpico de los 400 metros estilo libre, respondió: "Gracias y te debo una clase de natación gratis".

Lunares, melanomas y cáncer de piel en Australia

La mayor parte de los lunares no son peligrosos, pero es aconsejable observar los posibles cambios que puedan sufrir y estar al tanto de aquellos que aparecen de repente o tienen una forma irregular.

Según el sitio web Cancer.org, de la American Cancer Society, un lunar es un tumor benigno de la piel y la mayoría de las personas tienen lunares.

La presencia de algunos tipos de lunares puede aumentar el riesgo de padecer melanoma. De los tres principales tipos de cáncer de piel, el melanoma es el más peligroso.

Australia es uno de los países con más casos de cáncer de piel, además de tener la tasa más alta de melanomas en el mundo: 1 caso entre 14 hombres y uno entre 24 mujeres, según refiere el Herald Sun.

En 2012, 12.036 australianos fueron diagnosticados con melanomas, según datos del Cancer Council Australia.

Cada año en Australia, el cáncer de piel representa el 80% del total de nuevos diagnósticos de cáncer. La exposición al sol ha sido la causa entre el 90% y 95% por ciento de estos casos.Más de 1.500 personas mueren cada año en ese país a consecuencia de cánceres de la piel.

Fuente: bbc.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Deja tu comentario