Mundo 01 abril 2016

Colonia alemana quiere tapar violaciones a DDHH en Chile

SANTIAGO, Chile (AP) — Activistas de derechos humanos denunciaron el viernes que líderes de un enclave alemán del sur chileno, donde en el pasado se cometieron crímenes de pederastia, torturas y esclavitud, quieren comprar "la memoria" de los ex colonos para mantener callados los crímenes de lesa humanidad cometidos en el lugar.

Algunos de los actuales líderes de Colonia Dignidad, que ahora se hace llamar Villa Baviera, están ofreciendo una parcela de 5.000 metros cuadrados a los ex colonos que firmen un contrato notarial con una inmobiliaria a la que ceden el "derecho exclusivo" sobre el uso de su imagen, de sus nombres y de "sus historias de vida".

La gerente del complejo turístico Villa Baviera. Anna Schnellenkamp, en respuesta a una consulta de AP sobre el contrato, dijo que "esta acción no entró en marcha, nunca se realizó. Nadie lo firmó y está eliminado".

Colonia Dignidad está ubicada en la localidad de Parral, a unos 400 kilómetros al sur de Santiago.

"A mí me parece absolutamente inconstitucional porque atenta contra el derecho a la personalidad, el derecho a la libertad de conciencia, de pensamiento y de opinión", dijo a The Associated Press el abogado activista de derechos humanos Roberto Celedón.

Dijo que no conoce que se haya intentado hacer algo similar para mantener enterradas violaciones a los derechos humanos durante la dictadura del general Augusto Pinochet (1973-1990). "Que yo conozca, no", señaló.

"Esto es inaudito, es lo más horrible" que ha sucedido, añadió.

Una copia del contrato redactado por la inmobiliaria Neidenburg Limitada, representada por dos chilenos de nombre y apellido alemán, fue exhibido a la prensa por Celedón, Mirna Troncoso y Margarita Romero, dirigentes de familiares de desaparecidos de Talca y del Maule, ciudades cercanas a Parral.

"Denunciamos un hecho grave que pretende ocultar los crímenes cometidos en Colonia Dignidad mediante un contrato notarial en el que los colonos deberían ceder en forma íntegra su memoria a cambio de una promesa de la eventual entrega en un año de una parcela", dijo Romero.

El contrato concede a la inmobiliaria derechos exclusivos sobre "experiencias personales y grupales vividas en la ex Colonia Dignidad, hoy Villa Baviera".

"Todo esto está dirigido a que nosotros no conozcamos la verdad ni encontremos los cuerpos de nuestros desaparecidos que se encuentran todavía donde sigue funcionando la Colonia Dignidad", señaló Troncoso.

Colonia Dignidad, unas 17.000 hectáreas prácticamente de cordillera a mar, fue fundada en 1961 por un grupo de inmigrantes alemanes dirigidos por Paul Schafer, un ex enfermero del ejército alemán que participó en la Segunda Guerra Mundial.

Empezaron muy pronto a prosperar con trabajos agrícolas y ganaderos. Se estima que llegó a tener unos 400 colonos, la mayoría alemanes y el resto chilenos.

Colaboraron con la dictadura de Pinochet y hay pruebas judiciales de que decenas de opositores estuvieron detenidos y fueron torturados en la colonia.

Aún hay varios juicios abiertos por torturados y desaparecidos en la Colonia Dignidad.

Colonos que lograron huir empezaron a denunciar que los matrimonios eran obligados a vivir separados, que Schafer y sus cercanos los hacían trabajar bajo un sistema de esclavitud, que nunca les pagaron sueldos y menos seguridad social. Tras el retorno a la democracia se comprobaron las denuncias, además de casos concretos de pederastia protagonizados por Schafer.

Schafer logró huir a Argentina donde fue capturado en 2005, fue sentenciado a cadena perpetua y murió en la cárcel. Otros ex dirigentes siguen presos

Los descendientes de los colonos y de los antiguos dirigentes lideran la vida de los colonos que siguen en el lugar y sumaron a los negocios del hotel que funciona en el antiguo enclave.

-----------

En esta historia colaboró Mauricio Cuevas, camarógrafo de la oficina de AP en Santiago de Chile.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario