Deportes 10 agosto 2016

Colombiano Calvo, 10mo en final de gimnasia olímpica

RIO DE JANEIRO (AP) — El colombiano Jossimar Calvo tuvo que fijarse varias veces en el cartel de la clasificación porque no se lo creía. El décimo puesto adosado a su nombre en la final de gimnasia resultó más de lo que hubiera imaginado para sus primeros juegos olímpicos.

"El décimo lugar es muy especial para mí, lo voy a recordar toda mi vida", aseguró Calvo a The Associated Press tras el final de la competencia en la Arena Olímpica de Río.

El triple medallista de oro en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, un hito para el deporte colombiano, compitió ante "unas máquinas", como él mismo las definió, en la final del concurso completo individual de gimnasia, en la que el japonés Kohei Uchimura ganó el oro, escoltado por el ucraniano Oleg Verniaiev y el británico Max Whitloc.

Calvo, de 22 años y segundo gimnasta colombiano que compite en unos juegos olímpicos, cerró su recorrido por los distintos aparatos con un puntaje de 88.915 puntos, contra los 93.365 obtenidos por el campeón olímpico.

"Está muy bien el resultado, lo importante de venir a los Juegos Olímpicos era hacer un trabajo completo y se logró", comentó el gimnasta sudamericano. "El primer día (la clasificación) tuvimos una falla en la última prueba de salto, pero el día de hoy (por miércoles) dimos lo mejor, tuvimos un buen resultado".

El nivel de Calvo en las seis pruebas fue de menor a mayor, ya que arrancó con baja nota en los anillos (14.433 puntos), mejoró con el salto al potro (14.833) y se lució en las barras paralelas, ejercicio que le valió una de las mejores calificaciones de la ronda (15.366).

"Lo único que pensaba era en hacer la rutina completa, estar concentrado, calmado. Me sentí mejor. Pude controlar mis emociones. En todos los aparatos quise tener un equilibrio", detalló el primer gimnasta colombiano en obtener una medalla de oro panamericana en esta prueba de gimnasia.

Con la sensación del deber cumplido, Calvo recordó las dificultades que enfrentó por su condición social humilde para dedicarse al deporte.

"Al principio fue muy difícil la falta de apoyo, la falta de recursos", comentó el oriundo de Cúcuta. "Con el trabajo de mis entrenadores mi vida fue cambiando, tomando otro rumbo. Y gracias a los resultados que he obtenido en mi carrera deportiva han venido más recursos, más apoyo y estímulos".

Alentado en las tribunas por su madre y hermanos, Calvo ya se fijó como desafío "terminar más arriba" en Tokio 2020.

Para Río 2016, Calvo fue elegido originalmente como abanderado de su delegación en la ceremonia inaugural, pero rechazó el honor, pues tenía que entrar en actividad apenas horas después. Tal vez en cuatro años pueda portar la enseña y lucir una medalla.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario