Deportes 15 agosto 2016

Colombiano Avila gana a mexicano Emigdio y avanza a cuartos

RIO DE JANEIRO (AP) — En la víspera de su combate por el pase a los cuartos de final del boxeo en Río de Janeiro, el colombiano Ceiber Ávila se estrechó en un abrazo con su coterráneo Yuberjen Martínez, quien le dijo: "Ahora es tu turno".

Martínez, oriundo de la misma zona geográfica colombiana golpeada por la violencia armada y el narcotráfico que Ávila, había concluido el domingo su actuación en la categoría minimosca del boxeo olímpico, alzándose sorpresivamente con la plata.

El zurdo Ávila, de 27 años, quedó el lunes a un paso de meterse a la disputa de las medallas al vencer al mexicano Elías Emigdio por decisión unánime (3-0) y avanzar a cuartos en los pesos mosca (-52 kilogramos).

"Somos guerreros, le damos con todo en cada asalto", proclamó el colombiano tras su victoria. "No hemos tenido la preparación necesaria, pero todo esto lo hacemos con el corazón".

Ávila había perdido hace dos años ante Emigdio en un torneo en México —derrota que, afirma, le sirvió el lunes como una valiosa referencia.

"Corregimos la técnica; lo esperaba y pude manejar mucho los costados", explicó.

El colombiano ajustó de tal manera que su rival mexicano no tuvo más opción que reconocer la derrota.

"Se perdió; no hay excusas", aceptó Emigdio. "Es un gran rival; una gran persona fuera del ring".

Ávila buscará el miércoles su boleto a las semifinales contra el tercer preclasificado, el ruso Misha Aloian.

"No somos potencia, pero tenemos las ganas de triunfar", advirtió el colombiano, quien al igual que su compatriota Martínez proviene de un poblado de la subregión selvática de Urabá, en la frontera con Panamá.

Ávila dijo que su familia fue despojada de su vivienda y obligada a desplazarse a otro lugar por grupos paramilitares cuando él era un niño. Aseguró que uno de sus tíos murió en ese episodio.

Su familia se movilizó de un poblado llamado San Pedro a Currulao, en donde Ávila se crio, y años después se metió al boxeo pese a las carencias económicas.

"Nos formamos con las uñas porque no habían implementos (deportivos)", lamentó. Pero "poco a poco vamos escalando con el talento y la motivación".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario