Mundo 26 agosto 2016

Colombia: FARC se están moviendo a zonas de concentración

BOGOTA, Colombia (AP) — El Alto Comisionado para la Paz colombiano dijo el viernes que los guerrilleros de las FARC ya están movilizándose hacia las zonas de concentración en las que permanecerán antes de regresar a la vida civil.

"El fin del conflicto es ya una realidad: las FARC están saliendo de las zonas donde históricamente estaban y se están moviendo hacia las zonas veredales (rurales)", explicó Sergio Jaramillo en una rueda de prensa en La Habana, sede de las conversaciones de paz entre el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y esa guerrilla desde fines de 2012.

En tanto, el ministro de Defensa Luis Carlos Villegas indicó a periodistas que los rebeldes se concentrarán durante seis meses en 22 zonas rurales y ocho campamentos diseminados por todo el país.

Villegas indicó que 16.500 militares y policías garantizarán la seguridad de los miembros de las FARC en su desplazamiento hacia las 28 zonas de concentración.

El ministro calculó en 6.000 los integrantes de esa guerrilla en armas, aunque advirtió que a otros 8.000 se los considera milicianos o colaboradores.

Según Jaramillo lo más probable es que antes de entrar en esas zonas los integrantes de las FARC esperen el resultado de un plebiscito en el que los colombianos dirán en las urnas si están de acuerdo o no con el acuerdo entre el Ejecutivo y esa guerrilla.

La consulta está programada para el 2 de octubre y necesitará 4,5 millones de votos de los casi 35 millones de colombianos que están aptos para sufragar para tener validez.

El ministro Villegas también dijo que las fuerzas armadas continuarán sus acciones contra grupos criminales cuando entre en vigor el cese bilateral y definitivo del fuego con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) el 29 de agosto.

A partir del lunes "estamos en cese al fuego del conflicto (con las FARC), pero no en un cese de persecución al delito... La fuerza pública sigue manteniendo su deber constitucional de perseguir el delito, cualquiera sea su autor", explicó Villegas desde la sede del ministerio.

El miércoles, en La Habana, delegados del gobierno de Santos y de las FARC firmaron un histórico acuerdo para poner fin a más de cinco décadas de una guerra interna que dejó más de 200.000 muertos. La víspera el jefe de Estado anunció el cese del fuego definitivo con las FARC.

En las horas de la tarde llegaron los delegados del gobierno de Santos procedentes de La Habana, cuyos familiares los esperaban en el aeropuerto militar Catam al oeste de la cuidad, donde les brindaron su respaldo por haber logrado los acuerdos de la paz.

A la salida del aeropuerto, la caravana donde se desplazaban hizo un alto para saludar a un grupo de colombianos que entonaban "sí, se pudo", "sí, se pudo" y mostraban la bandera de Colombia.

"Hago un llamado para que trabajemos sin triunfalismo, con serenidad y que lo que más necesitamos los colombianos es sanar las heridas de tantas décadas de violencia y la misión está cumplida, tenemos acuerdo final para alcanzar la paz", dijo a AP el exgeneral de la policía Oscar Naranjo, uno de los delegados del gobierno en las negociaciones.

En entrevista con CNN en Español, Santos comentó que la firma final del acuerdo de paz podría ser entre el 20 y 30 de septiembre en Bogotá, en Cuba o en la sede de las Naciones Unidas.

El monitoreo del cese del fuego estará a cargo de comisiones integradas por delegados de la ONU, el gobierno y las FARC.

En la jornada se conoció el informe que el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, presentó al Consejo de Seguridad sobre el alcance de su misión en Colombia. Destacó la buena relación que la ONU notó entre los funcionarios del gobierno y guerrilleros de las FARC lo que deja en evidencia "que los preparativos están bien encaminados, no solo desde el punto de vista técnico, sino también desde el político".

Por su parte, el expresidente Álvaro Uribe (2002-2010), jefe de la oposición en Colombia y duro crítico del proceso de negociación con las FARC, dijo el viernes que "el gobierno ha utilizado este proceso para estimular el descrédito de nuestra democracia ante propios y ante la comunidad internacional".

Agregó que "muchos colombianos... nos opondremos al plebiscito e insistiremos en una paz estable, sin riesgo para las libertades".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario