Mundo 22 noviembre 2016

Colombia: FARC firmarán nuevo acuerdo pese a objeciones

BOGOTA, Colombia (AP) — El gobierno de Colombia y la guerrilla firmarán el jueves un nuevo acuerdo de paz a pesar de la resistencia del expresidente Álvaro Uribe.

La ceremonia será un evento discreto en comparación con el que en septiembre convocó a varios jefes de Estado en la ciudad colonial de Cartagena. Reflejando el ambiente sombrío que hay en el país desde que el acuerdo original fue rechazado por quienes votaron en el referéndum, se llevará a cabo en el pequeño teatro Colón, en el centro de Bogotá.

La decisión de firmar el pacto y someterlo a la aprobación del congreso se acordó el martes entre los negociadores de la paz y los líderes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) tras un día de reuniones a puertas cerradas que se realizó en un sitio de retiro ampliamente resguardado en Bogotá.

La jornada siguió a un encuentro de siete horas que inició el lunes por la noche, donde los negociadores del gobierno trataron de persuadir a Uribe y a otros escépticos de apoyar el acuerdo que pondría fin a medio siglo de lucha con las FARC.

Desde que el acuerdo original fracasó en las encuestas, las FARC y los negociadores del gobierno han trabajado sin parar introduciendo más de 50 cambios para hacerlo más aceptable ante los colombianos conservadores, que desprecian profundamente a las FARC.

Uribe, una figura que aún es popular y ha encabezado a la oposición del acuerdo de paz, dijo el martes que los cambios son cosméticos y que si el pacto se implementa conllevaría un riesgo para la democracia de Colombia, ya que no contempla un castigo suficiente para los rebeldes que cometieron tantas atrocidades. El expresidente solicitó una reunión con los líderes de las FARC para discutir sus preocupaciones, lo que difícilmente ocurrirá.

"Uribe malgobernó, corrompió y ensangrentó a Colombia durante 8 años y nunca quiso La Paz sino la derrota de las FARC, no pudo", escribió Pablo Catatumbo, comandante de la guerrilla, en su cuenta de Twitter.

El presidente Juan Manuel Santos ha dejado claro que ya no hay lugar para negociar. En un comunicado conjunto con las FARC, los negociadores dijeron el martes que todavía están trabajando en los procedimientos necesarios para que el acuerdo pueda ser ratificado en el congreso, donde la coalición del gobierno posee una mayoría sólida. Uribe ha impulsado la idea de hacer otro referéndum, convencido de que la oposición volvería a ganar.

El estancamiento de las negociaciones es preocupante, ya que el cese al fuego podría revertirse a menos que la implementación del acuerdo suceda pronto. La semana pasada, dos presuntos miembros de las FARC murieron en combate con las fuerzas de seguridad en un incidente confuso que ahora está siendo revisado por monitores de la ONU.

Las FARC además enfurecieron tras el asesinato de varios activistas que buscan reformar la tierra y defensores de derechos humanos en las últimas tres semanas. Santos convocó el martes a una reunión con líderes oficiales y derechos humanos de la ONU para discutir las muertes.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario