Mundo 28 marzo 2016

Colombia: Citan a exjefe del ejército por ejecuciones

BOGOTA, Colombia (AP) — La Fiscalía colombiana citó el lunes a un general retirado por las presuntas ejecuciones de civiles cometidas cuando era comandante del ejército.

El ente investigador convocó para el 31 de mayo al general en retiro Mario Montoya, quien dirigía el ejército cuando organizaciones no gubernamentales y medios locales denunciaron que civiles habían sido asesinados por militares y luego presentados como delincuentes muertos en combate para inflar las cifras de la lucha contra la criminalidad.

El otrora oficial, que también fue embajador de Colombia en República Dominicana, ha rechazado los señalamientos y se ha declarado inocente.

"Vamos a entregar las pruebas que tiene el general que demuestran que siempre fue un abanderado de los derechos humanos", ha dicho Andrés Garzón, abogado de Montoya.

En 2008, mientras Montoya era jefe del ejército, 11 habitantes del municipio de Soacha, al sur de Bogotá, fueron engañados con inexistentes promesas de trabajo y llevados al noreste colombiano donde fueron asesinados por militares.

A Montoya también se lo ha cuestionado por su participación en una operación militar en 2002 en Medellín, la segunda ciudad en importancia del país, en la que según entidades no gubernamentales se habrían cometido serias violaciones a los derechos humanos.

En octubre de 2008 el entonces presidente Alvaro Uribe (2002-2010) y su ministro de Defensa, el actual mandatario Juan Manuel Santos, destituyeron a 27 militares porque por acción u omisión habían permitido muertes de civiles a manos de uniformados.

Desde entonces la Fiscalía inició una vasta investigación y estableció que unas 4.000 personas habrían sido víctimas de ejecuciones extrajudiciales, conocidas como "falsos positivos", en las que los uniformados hacían pasar las muertes de civiles inocentes como bajas en combate.

Varios centenares de militares activos y retirados están siendo investigados por estos hechos.

En este marco, el general en activo Henry William Torres Escalante se entregó el lunes a las autoridades judiciales por su supuesta responsabilidad en la muerte de un hombre y su hijo menor de edad en 2007 luego de que la Fiscalía lo afectara con una medida de detención preventiva. Las dos víctimas, de acuerdo con los investigadores, fueron presentadas falsamente como delincuentes muertos en combate.

Torres, que hasta el lunes se desempeñaba en un cargo administrativo en el Comando General de las Fuerzas Militares, comandaba una unidad militar cuando se produjo el doble homicidio en el departamento de Casanare, al este del país.

En la tarde en la jornada, el comando del ejército dijo en un comunicado que la de Torres es una "difícil y compleja situación que aflige a los hombres y mujeres de nuestra institución". Añadió que el oficial será recluido en una escuela militar del norte bogotano.

En un informe sobre derechos humanos en Colombia, Human Rights Watch denunció en 2015 la supuesta negligencia de las autoridades nacionales para procesar a generales y coroneles señalados de haber participado en los "falsos positivos".

A su vez, la organización denunció el lunes que el acuerdo entre el gobierno y las FARC sobre justicia transicional, o la forma en que los actores del conflicto armado pagarán por sus delitos si se sella un acuerdo de paz, podría ser empleado "para otorgarle una inmunidad amplia a agentes del Estado que cometieron crímenes de guerra o delitos de lesa humanidad".

De acuerdo con Human Rights Watch la llamada Jurisdicción Especial para la Paz podría incluso "blindar la persecución penal" para los autores de "falsos positivos".

A mediados de febrero Santos aseguró que no habría amnistía para los miembros de las fuerzas armadas.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario