Mundo 01 septiembre 2016

Colombia aumenta su meta de erradicación cultivos ilícitos

BOGOTA, Colombia (AP) — El ministro de Defensa colombiano aseguró el jueves que el objetivo de las autoridades para el cierre de año es erradicar unas 20.000 hectáreas de cultivos ilícitos de hoja de coca, 4.000 hectáreas más que lo presupuestado.

El ministro Luis Carlos Villegas hizo el anuncio en la ciudad de San José del Guaviare (sureste) al destacar que entre el 1 de enero y finales de agosto han sido destruidas 12.779 hectáreas de hoja de coca, o la materia prima para la producción de la cocaína.

Indicó que el objetivo inicial del gobierno para 2016 era la erradicación de 16.000 hectáreas, es decir, ahora la meta es de 4.000 más.

"Se han hecho grandes esfuerzos y un trabajo interesante en materia de erradicación a través de fumigación, sustitución de cultivos y grupos móviles de erradicación, pero podemos hacer más", comentó el titular de la cartera de Defensa.

Aparte de las autoridades locales, Villegas estuvo acompañado por Kevin Whitaker, embajador de Estados Unidos en Colombia, y Christopher Landberg, director de la Sección de Asuntos Narcóticos y Aplicación de la Ley (INL por sus iniciales en inglés).

En reciente entrevista con The Associated Press, el director de la Policía Antinarcóticos, general José Ángel Mendoza, dijo que el trabajo de sus hombres se ha visto obstaculizado por las protestas de personas que en regiones apartadas del país se oponen a la erradicación.

"Van este año 348 bloqueos a la fuerza pública para evitar la erradicación manual y el más delicado sucedió... en (el municipio de) Tablón de Gómez (suroeste), donde unos 55 campesinos atacaron a nuestros policías y nueve de ellos resultaron heridos. La comunidad impidió la erradicación y nos tocó utilizar la policía antimotines", relató el oficial.

Según el informe de las Naciones Unidas presentado en julio pasado, hasta 2015 en el país había sembradas 96.000 hectáreas de hoja de coca, lo que implica un incremento de 39% sobre las hectáreas detectadas en 2014.

De acuerdo con la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA, por su sigla en inglés), entre 2007 y 2012 los sembrados de hoja de coca en Colombia se redujeron ostensiblemente gracias a los programas de erradicación manual y a la fumigación aérea.

La misma entidad estadounidense ha dicho que en 2014 y 2015 hubo un incremento en las hectáreas sembradas. Así, por ejemplo, se pasó de 78.000 sembradas en 2012 a 159.000 en 2015.

A mediados de mayo del año pasado el Consejo Nacional de Estupefacientes, a petición del gobierno, suspendió el uso del glifosato en aspersiones aéreas contra cultivos ilícitos. En ese momento el Ministerio de Salud advirtió que la Organización Mundial de la Salud había dicho que a la larga el glifosato podría ser cancerígeno.

Pero desde hace algunos meses se autorizó de nuevo la utilización del glifosato de forma manual.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario