Mundo 14 marzo 2016

Colombia: Argentino será extraditado por lesa humanidad

BOGOTA, Colombia (AP) — El argentino Juan Carlos Francisco Bossi aguarda en una estación de policía en Bogotá ser extraditado a Argentina por presuntos delitos de lesa humanidad, un proceso que podría demorar unos 30 días.

Según la ley colombiana se ejecutaría la extradición voluntaria porque Bossi renunció a ejercer su derecho a la defensa, explicó el lunes Hugo Quintero, exmagistrado de la Corte Suprema que tendrá que ver el caso de Bossi.

Bossi, de 67 años, fue arrestado el jueves en una vivienda de Medellín donde se identificó con documentación colombiana falsa. Sobre Bossi pesaba una orden de captura internacional por presuntos delitos de lesa humanidad durante la última dictadura militar argentina (1976-1983), informó el coronel de la policía Juan Gómez a periodistas.

Un miembro de la Policía Judicial que no quiso ser identificado por no estar autorizado a comentar el caso indicó que Bossi renunció a todos sus derechos legales y pidió ser extraditado cuanto antes ya que tiene cáncer de pulmón y de próstata y "desea morir junto a su familia".

Bossi fue detenido después de un año y medio de investigación al ser interceptado en la calle cuando se dirigía a una cita médica. En las pocas imágenes difundidas hasta el momento por la policía colombiana Bossi aparece acompañado de dos oficiales con un tubo de oxígeno en la nariz.

Según medios de comunicación argentinos, Bossi formó parte del personal civil de inteligencia del Ejército argentino entre 1976 y 1979 en la provincia de Santa Fe. El nombre de Bossi encabeza la lista de 52 represores al servicio del expresidente de facto Jorge Rafael Videla por los que la justicia argentina ofrecía 32.000 dólares de recompensa.

La justicia argentina había emitido una orden de detención en 2011 y Bossi era "una de la personas más buscadas a nivel internacional", dijo el coronel Gómez.

Argentina hizo la solicitud "por su presunta participación en un plan clandestino de persecución, secuestros, torturas y desaparición física registrados entre 1977 y 1978 contra personas que integraban movimientos o agrupaciones contra el último gobierno de facto".

Según registros migratorios, el detenido huyó a España en 1983 y allí logró la nacionalidad española. Llegó a Colombia en 2010 donde siempre mantuvo un perfil discreto. De acuerdo con la policía utilizaba muchos intermediarios para cualquier gestión, desde alquilar un apartamento hasta hacer compras en el mercado.

"Es un hombre entrenado en labores de inteligencia y por eso eludía al máximo cualquier contacto con su pasado. Así evitaba que lo rastrearan", explicó el coronel de la policía.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario