Mundo 14 septiembre 2016

Colombia: acusan a dos militares por asesinato de civiles

BOGOTA, Colombia (AP) — Un coronel y un mayor en retiro del ejército colombiano fueron acusados por su presunta responsabilidad en el asesinato de dos hombres que en 2005 falsamente fueron reportados como guerrilleros muertos en combate, informó el miércoles la Fiscalía General.

La Fiscalía inició en 2008 una vasta investigación y estableció que unas 4.000 personas habían sido víctimas de ejecuciones extrajudiciales conocidas como "falsos positivos" en las que los uniformados hacían pasar las muertes de civiles por bajas en operacionales militares. Varios centenares de militares activos y retirados están siendo investigados por estos hechos y siete tenientes coroneles y cuatro coroneles han sido ya condenados.

Los acusados ahora son el coronel en retiro José Alejandro Besil y el mayor en retiro Jimmy Antonio Coral, quienes fueron acusados o llamados a juicio por el delito de homicidio de Deibi David Orozco, de 22 años, y Héber Antony Palacio, de 15, quienes aparecieron muertos en una carretera del departamento de Valle del Cauca, al oeste del país. Ambos acusados se encuentran presos en guarniciones militares.

El 14 de mayo de 2005 los dos jóvenes habían sido sacados de una finca en una aparente operación contra las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

Testigos le dijeron a la Fiscalía que las víctimas en realidad eran labriegos y que los uniformados que los detuvieron simularon un combate.

Según la conclusión del fiscal a cargo del caso, "la muerte de las víctimas no obedeció a un combate con la tropa sino que su deceso fue el resultado de acciones dolosas por los militares que se encontraban en el terreno de los acontecimientos".

El soldado Mauricio Alberto Tabares, que participó en la acción, relató que cuando Orozco y Palacio fueron detenidos el teniente a cargo de la unidad militar reportó el hecho a sus superiores y, según un comunicado de la Fiscalía, "la orden era que no se necesitaban capturas, sino bajas".

En octubre de 2008 el entonces presidente Álvaro Uribe (2002-2010) y su ministro de Defensa, el actual mandatario Juan Manuel Santos, destituyeron a 27 militares porque por acción u omisión habían permitido la muerte de civiles a manos de uniformados.

En su informe de 2015 sobre los derechos humanos en Colombia, Human Rights Watch denunció la aparente negligencia de las autoridades colombianas para procesar a generales y coroneles señalados de haber participado en los "falsos positivos".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario