EEUU 04 noviembre 2016

Clinton y Trump apelan a distintos votantes en recta final

ATKINSON, New Hampshire, EE.UU. (AP) — Hillary Clinton aceleró su campaña el viernes en los estados cruciales tratando de estimular a sus partidarios en el sector femenil y entre las minorías para concretar una victoria presidencial que sería histórica, mientras que Donald Trump viajó a ciudades pequeñas de la nación para animar a su favor a los votantes blancos de clase trabajadora, quienes, insiste, lo llevarán a la presidencia.

Clinton y aliados demócratas utilizaron artistas y advertencias sombrías en sus discursos dirigidos a votantes afroestadounidenses, hispanos y mujeres, que son la base electoral de la candidata presidencial. La ex secretaria de Estado realizó actos de campaña en centros urbanos de Detroit, Pittsburgh y Cleveland, mientras que el presidente Barack Obama lo hizo en representación de ella en Charlotte, North Carolina, ciudades donde los votantes de las minorías son cruciales.

En Pittsburgh, una ciudad en la que una de cada tres personas no es de raza blanca no hispana, Clinton criticó a Trump diciendo que "es alguien que humilla a las mujeres, se burla de personas con discapacidad, insulta a los afroestadounidenses y latinos, y sataniza a inmigrantes y musulmanes".

Clinton espera ser elegida el próximo martes como la primera presidenta de la nación.

Trump, mientras tanto, estaba de gira por áreas rurales, esperando alentar la participación electoral entre los votantes conquistados por su promesa de recuperar un Estados Unidos perdido. Comenzó el día en Atkinson, New Hampshire, donde casi 98% de sus 6.800 habitantes son blancos no hispanos, según la Oficina del Censo de Estados Unidos. De ahí, se dirigió a Wilmington, Ohio, otro poblado mayoritariamente de raza blanca donde sólo 13% de los residentes tienen un título universitario.

Hablando a más de 3.200 kilómetros (2.000 millas) de la frontera mexicana, Trump recibió ovaciones estridentes en Atkinson cuando prometió construir un muro enorme entre Estados Unidos y México. La multitud abucheó cuando aseveró que Clinton apoya "fronteras abiertas".

"Sus planes significarían que generaciones verían terrorismo, extremismo y radicalismo propagándose en sus escuelas y a través de sus comunidades", enfatizó Trump.

A pesar de que encuestas nacionales muestran que la contienda presidencial está más reñida, el sendero de Trump hacia la victoria sigue siendo estrecho. Su oficina de campaña está buscando contrarrestar su caída entre los votantes suburbanos, particularmente entre las mujeres, mediante la atracción de nuevos votantes en lugares apartados.

Los divergentes senderos de los candidatos pusieron de relieve las amplias diferencias de raza, lugar y economía de sus políticas presidenciales.

Trump dijo a su audiencia mayoritariamente de raza blanca en Atkinson que "nosotros tenemos que reconstruir nuestro país".

"Ellos han enviado al exterior nuestros empleos y han enviado nuestra riqueza a otras naciones", dijo el candidato republicano. "A todos los estadounidenses les digo, es momento de un nuevo liderazgo".

Los pesimistas puntos de vista de Trump respecto a la economía fueron discordantes con un nuevo reporte sobre empleo que muestra que la tasa de desempleo del país bajó a 4,9% en octubre, mientras que los salarios aumentaron. El reporte marcó 73 meses seguidos de crecimiento en el empleo.

"De todos modos, nadie cree en sus cifras", dijo Trump.

___

Hennessey reportó de Washington. Los periodistas de The Associated Press Steve Peoples en Washington, Lisa Lerer en Pittsburgh y Josh Lederman en Fayetteville, North Carolina, contribuyeron a este reporte.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario