Associated Press 22 mayo 2016

Clinton y Sanders se disputan el voto hispano en California

LOS ANGELES (AP) — La imagen de Bernie Sanders mira desde la fachada de una tienda en Boyle Heights, un enclave hispano en California conocido por los burritos y sus mariachis con guitarras. Es aquí que la campaña de Sanders va casa por casa para tratar de reducir la ventana que lleva Hillary Clinton entre los votantes hispanos.

La enorme pintura de Sanders fue creada por artistas locales. Colocada en una vidriera, es el centro de una galería de arte usada ahora como oficina extraoficial de campaña, donde la dueña Mercedes Hart muestra una serie de camisetas, botones y otros artículos con el nombre del senador que aspira a llegar a la Casa Blanca.

En la parte delantera, activistas de la campaña del demócrata han instalado mesas para registrar a votantes y organizar a voluntarios, quienes van de puerta en puerta y colocan folletos de campaña en buzones.

"Nunca he creído en los políticos, pero creo en él", dijo Hart, de 35 años, que vivió durante años en México. Al igual que muchos partidarios de Sanders, ella vota por primera vez, atraída por sus preocupaciones por los trabajadores estadounidenses en una economía dividida entre ricos y pobres.

Los que visitan su galería son recibidos por un cartel a la entrada que tiene un puño cerrado y el lema en español "Viva Bernie". Es apenas una instantánea de la difícil campaña presidencial demócrata en el estado más grande del país antes de las primarias del 7 de junio, en momentos en que Clinton se acerca a la nominación.

Según estimaciones, los hispanos representan hasta 20% de los votantes en California. La contienda se realizará en el mismo día que en New Jersey y otros estados, en lo que equivale a la final de la campaña de primarias del 2016.

Una victoria de Sanders en California —tradicional bastión de Clinton y donde vive una de cada 8 personas en Estados Unidos— asestaría un golpe a la campaña de la ex primera dama y permitiría al senador refrescar su argumento de que él es la mejor opción del partido para derrotar al republicano Donald Trump en noviembre. Por sí solo, no obstante, no sería suficiente para acercarle en total de delegados. Una victoria de Clinton en New Jersey pudiera ponerla sobre el total necesario.

La contienda en California ha cobrado nueva urgencia para Clinton luego de sus pobres resultados este mes. El vocero de la campaña de Sanders, Michael Briggs, dijo que "millones de estadounidenses tienen cada vez más dudas sobre la campaña de Clinton", y cita recientes triunfos de su candidato en Indiana, Oregon y West Virginia.

En la campaña del 2008, Clinton venció a Barack Obama en las primarias de California, con una ventaja de 2-1 entre los votantes hispanos. Pero un sondeo de Field Poll el mes pasado reveló una contienda mucho más disputada ahora y una división familiar: Clinton tenía una ventaja de 7 puntos entre hispanos en general, pero Sanders dominaba 3-1 entre latinos menores de 40 años.

En tanto, el registro de votantes entre hispanos jóvenes —de 18 a 29 años— ha estado subiendo, y ese grupo favorece a Sanders.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario