Associated Press 02 octubre 2016

Clinton pide reflexionar sobre ola de balaceras

CHARLOTTE, North Carolina, EE.UU. (AP) — La avalancha de violencia con armas de fuego en Estados Unidos debería ser una llamada de atención para que el país haga más con el fin de proteger a "todos los hijos de Dios", afirmó el domingo Hillary Clinton.

La candidata presidencial demócrata se dirigió a los feligreses de la iglesia Little Rock AME Zion en Charlotte, North Carolina, menos de dos semanas después de que la muerte a balazos de Keith Lamont Scott detonó dos noches de protestas violentas en el centro de la ciudad.

"Proteger a todos los hijos de Dios es la vocación de Estados Unidos", señaló, y dijo que demasiadas familias negras han sido obligadas a enfrentar la misma tragedia que la familia de Scott.

"Nuestra nación entera debería tomarse un momento para examinar realmente lo que está sucediendo aquí y en todo Estados Unidos, para imaginar lo que vemos en las noticias y lo que escuchamos, imaginarlo a través de los ojos de los niños", enfatizó.

Clinton había planeado visitar la ciudad la semana pasada pero aplazó el viaje después que las autoridades municipales dijeron que estaban cortas de recursos. North Carolina está entre los estados más reñidos en la contienda electoral del país y la oficina de campaña de Clinton ha invertido fuertemente en el estado que el republicano Mitt Romney ganó en los comicios de 2012.

Clinton no mencionó al candidato republicano Donald Trump por su nombre, pero se refirió a las exhortaciones que ha hecho su adversario en su campaña a aplicar "la ley y el orden".

"Hay algunos por ahí que ven esto como un momento para avivar las llamas del resentimiento y la división. Que quieren sacar provecho de los temores de la gente aunque ello signifique dividir a nuestro país aún más", dijo Clinton. "Ellos dicen que todos nuestros problemas se resolverían simplemente con más ley y orden. Como si el racismo sistémico que azota a nuestra nación no existiera".

La ex secretaria de Estado ha hecho de la reforma a la justicia penal y al control de armas una parte fundamental de su campaña, y ha hablado sobre ello después de balaceras fatales muy notorias ocurridas en Texas, Louisiana y South Carolina. Hizo mención de los tiroteos contra agentes policiacos en Dallas, Baton Rouge y Filadelfia, y dijo que sus familias merecían oraciones.

"Ha sido un año duro, ¿no es así?", preguntó Clinton, y la congregación respondió, "Sí".

"Piensen en cuántas veces el presidente Obama ha tenido que consolar a nuestra nación debido a otra tragedia sin sentido, a otra familia destrozada, a otra comunidad afligida, y nuestros hijos están observando y también lo sienten", agregó.

Durante la ceremonia, Clinton invitó a Zianna Oliphant, de 9 años, a que la acompañara en el púlpito, y recordó el discurso entre lágrimas que pronunció la niña negra ante el concejo municipal en torno a las relaciones entre las razas. Zianna les dijo recientemente a los líderes municipales que no podía "soportar la forma en que somos tratados", un discurso que la candidata demócrata dijo la conmovió hasta las lágrimas.

Clinton reconoció la brecha que existe en el trato que se da a los niños blancos y el que se le da a los negros. Dijo que aunque se preocupa respecto a sus dos nietos, sus preocupaciones "no son las mismas que las de abuelas negras".

"Seamos honestos, ellos no van a sentir el mismo tipo de temor que hemos escuchado de niños pequeños que han testificado ante un concejo municipal", agregó.

Clinton se reunió más tarde con líderes comunitarios en un restaurante de comida tradicional sureña en el centro de la ciudad.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario