Associated Press 03 noviembre 2016

Clérigos se unen a manifestantes contra oleoducto en Dakota

CANNON BALL, North Dakota, EE.UU. (AP) — Cientos de clérigos de varios credos se unieron el jueves a manifestantes para protestar contra la construcción del oleoducto Dakota Access en el sur de North Dakota, y cantaron himnos, marcharon y quemaron ceremonialmente una copia de un documento de hace 600 años.

El acontecimiento interreligioso fue organizado para llamar la atención hacia las preocupaciones de los indígenas sioux de la reservación de Standing Rock y presionar a los funcionarios elegidos para que exijan se detenga la construcción de una red de tuberías con costo de 3.800 millones de dólares destinadas a transportar petróleo de North Dakota a través de South Dakota y Iowa a un punto de embarque en Illinois. La tribu cree que el oleoducto que pasará alrededor de su reservación amenaza su agua potable y sus sitios culturales.

El oleoducto "es un ejemplo clásico de marginación de comunidades de las minorías con la intención de incrementar los suministros de combustibles fósiles", dijo en un comunicado el pastor Peter Morales, presidente de la Asociación Universalista Unitaria. El grupo de Morales envió más de 30 clérigos al evento.

Más de 500 funcionarios eclesiásticos de varias partes del mundo se reunieron el jueves con manifestantes alrededor de una fogata en su campamento principal para quemar una copia de un documento religioso del siglo XV que avalaba la toma de las tierras habitadas por los indígenas. Alrededor de 200 personas cantaron entonces himnos mientras marchaban hacia un puente donde ocurrió recientemente un enfrentamiento entre manifestantes y agentes del orden público.

"Es asombrosa la espiritualidad que hay en este lugar", dijo Joe Gangone, quien vino con un grupo de la Iglesia episcopal desde la Reservación Sioux Rosebud de South Dakota.

La pastora Tet Gallardo, una ministra Universalista Unitaria de Filipinas, dijo que estaba emocionada de haber acudido a la reunión.

"El agua también es un tema de preocupación en Filipinas", comentó. "¿Cómo puede ocurrirle esto a gente que es tan fiel a Dios?"

John Floberg, un ministro episcopal de la Reservación Standing Rock que organizó el evento, exhortó a realizar "aquí una actividad pacífica, orante, no violenta y respetuosa de la ley".

No hubo de inmediato confrontaciones entre miembros del grupo y autoridades, ni arrestos, dijo Rob Keller, vocero del jefe de policía del condado Morton.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario