Aventura 23 septiembre 2016

Claves para aumentar tu resistencia al hacer ejercicio Redacción

Subir el Everest, nadar el canal de la Mancha o correr maratones son algunos de los desafíos que tu cuerpo puede aguantar, siempre y cuando te propongas hacerlos.

No hay que ser un deportista de élite para lograr estos retos o cualquier aventura que exija al cuerpo a sus límites físicos.

"Yo he entrenado a muchas celebridades y las he ayudado a completar retos increíbles", comentó el especialista en ciencia del deporte Greg Whyte. "Y está claro que incluso aquellos con poca experiencia y poco tiempo para entrenar lo pueden hacer".

Whyte estuvo a cargo del entrenamiento de la presentadora inglesa Davina McCall cuando aceptó completar por caridad un triatlón y recorrer 800 kilómetros en siete días, así como del desafío del comediante Eddie Izzard, quien corrió 27 maratones en 27 días.

"Poder hacer un ejercicio muy exigente es como todo en la vida, se necesita determinación y tenacidad, la habilidad de seguir cuando te caes y aprender de tus fracasos", le dijo a la BBC el especialista en entrenamiento deportivo.

"Lo más importante es la motivación, que es lo que te permite superar los momentos en los que te sientes peor".

Visión y convencimiento

Según Whyte cualquier persona puede asumir retos que nunca pensó que podía alcanzar, pero para ello es necesario seguir una serie de recomendaciones que él mismo elaboró.

"Es más fácil tener éxito si se escoge un reto que se disfruta, un buen plan de entrenamiento, apoyo y la motivación", explicó.

Para ello "lo primero que necesitas es tener la visión de lo que quieres hacer, que se trate de algo que te sacará de tu zona de confort, pero es allí donde está la magia".

"Y segundo es el convencimiento que tienes que tener para lograrlo, creer que lo puedes hacer pese a las voces, incluidas las tuyas, que te dicen que fracasarás".

Estas son las claves del método de Whyte para aumentar la resistencia de las personas que él entrena, a las que siempre somete a una exhaustiva revisión médica para conocer y contrarrestar cualquier problema físico que puedan tener.

Corto y eficaz

Por mucho tiempo se creyó que correr largas distancias a un ritmo constante era la mejor manera de quemar la grasa del cuerpo.

Pero ahora sabemos que los entrenamientos con intervalos de alta intensidad pueden ser muy efectivos a la hora de reducir la grasa e incrementar la quema de calorías de tu metabolismo.

Un circuito de entrenamiento, clases de alta intensidad o rutinas con variaciones en la cinta para correr o la bicicleta estática son formas muy efectivas para quemarcaloríaspero no tienen que durar más de 30-45 minutos.

De hecho, si se hacen a la intensidad correcta ni siquiera es necesario que duren ese tiempo.

Hay que pensar también en el lado práctico, ya que este tipo de ejercicios puede hacerse en cualquier momento del día lo que te ayudará a mantener una regularidad que te brindará beneficios al largo plazo.

Olvídate de las básculas

Cuando se trata de perder grasa, ¿qué es lo que realmente importa? ¿Ir bajando los números en la balanza cada día o lucir saludable? Son dos cosas muy diferentes, ya que puedes perder peso y tener una apariencia poco sana.

El peso y el índice de masa corporal son indicadores poco confiables para medir la salud de las personas, siendo mucho mejor observar la composición del cuerpo y el estado de forma.

Por ejemplo, puedes entrenar fuertemente, salir a correr levantar pesas en el gimnasio lo que te permitirá ganar en músculos. En ese caso es muy probable que permanezcas en el mismo peso, pero te sentirás mucho mejor.

Es más saludable enfocarse en mejorar la fortaleza, el estado de forma y el porcentaje de grasa en el cuerpo. Haz un seguimiento a tu progreso para que sepas que estás yendo en la dirección correcta. Es ese progreso lo que cuenta.

Utiliza las pesas

Es fácil pensar que si lo que quieres es perder peso no debes levantar pesas, pero eso no es así.

Al aumentar la masa muscular también incrementarás tu ritmo metabólico en reposo lo que te permitirá quemar calorías incluso cuando no estás haciendo ejercicio.

Tus músculos más grandes son los glúteos, tendón de la corva y cuádriceps, y si los trabajas con intensidad y tu cuerpo se convertirá en una caldera de quemar calorías.

Eso también le permitirá a los músculos fortalecerse y trabajar durante más tiempo.

Hazlo en compañía

Otro aspecto de los ejercicios que suele ser ignorado es su beneficio social. Inscribirse en clases de spinning u otras sesiones de entrenamientos no sólo te permitirá divertirte, sino que también te servirán para socializar y te daránmotivación lo que te estimulará para tener éxito al largo plazo.

Las clases en grupo son una buena forma de mantener la disciplina necesaria, además que permitirán visualizar en tus compañeros la metas que quieres alcanzar.

Prueba nuevas cosas

El secreto para mantener una rutina de ejercicios durante un año es que sea divertida y variada, pero no nos podemos olvidar del objetivo.

La psicología es un aspecto que cumple un rol crucial en la actividad física y si no tienes pensado ser un deportista de élite cuentas con el beneficio de poder hacer lo que quieras cuando lo quieras.

Sesiones de alta intensidad, al aire libre, en el gimnasio, pesas, bicicleta, natación, correr, toda una gama de opciones que te permitirán mantener el entusiasmo.

No creas en falsas promesas

Si lo que quieres es tener una vida más saludable y mejorar tu estado de forma,debes olvidarte de los propósitos de año nuevo o de los anuncios comerciales que te prometen resultados de "inmediato".

La forma de lograrlo es considerar un plan a largo plazo, que se puede adaptar a los cambios de tu salud y condición física.

Esa es la única fórmula que te permitirá ir aumentando tu resistencia sin que te aburras.

Fuente: bbc.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Deja tu comentario