Associated Press 17 marzo 2016

Científicos estudian la privilegiada memoria de los cuervos

SEATTLE (AP) — A casi cada paso de su caminata de 20 kilómetros (12 millas), Darryl Dyer va acompañado por parvadas de cuervos, quienes se mandan señales entre ellos porque saben que es el hombre con los cacahuates.

"Conocen tu tipo de cuerpo. Caminan contigo", dijo Dyer. "Llevarán a sus crías y les dirán 'querrás conocer a este hombre, él trae la comida'''.

Los científicos saben desde hace años que los cuervos tienen una gran memoria, que pueden reconocer rostros y comportamientos humanos, y que pueden transmitir esa información a sus crías.

En la actualidad, los investigadores están intentando entender más sobre el cerebro y el comportamiento de estas aves, en concreto, qué hacen cuando uno de ellos muere. Reaccionan mucho ante la muerte, pero los motivos no son del todo conocidos.

Entre las hipótesis está que sufren el duelo; dado que los cuervos se emparejan de por vida, perder a una pareja puede ser un momento significativo para ellos. Hay anécdotas de cuervos que colocan palos u otros objetos en aves muertas, como una especie de funeral.

Empleando máscaras con una inquietante apariencia humana, investigadores se dejaron ver en parques de Seattle llevando un cuervo muerto para grabar las reacciones. Sólo se necesita un cuervo para que envíe una señal y decenas aparezcan. Todos lo rodean, observándolo desde los árboles o sobrevolándolo.

"Los cuervos han desarrollado estas complejas relaciones sociales y tienen un cerebro grande", dijo Kaeli Swift, graduada de la Universidad de Washington, quien dirigió el estudio.

¿Qué tan grande es el cerebro? Está al nivel de mamíferos inteligentes, como los delfines y primates, en proporción cerebro a cuerpo. Son conocidos por solucionar problemas y están entre los pocos animales registrados en usar herramientas.

En otra parte del experimento, los investigadores midieron la actividad cerebral de los cuervos cuando les muestran un ave muerta. Las mediciones mostraron que la sección del hipocampo —la parte que involucra la formación de un recuerdo— se ilumina cuando ven la muerte.

"Por lo menos en esa situación en particular, el cuervo aprendía sobre el lugar, la cara o la situación, y la asoció con la muerte del cuervo", dijo John Marzluff, investigador líder.

"Cuando observas que su mente utiliza las mismas partes del cerebro para recordar cosas como nosotros, o para aprender situaciones de temor como nosotros, probablemente sientas un poco más de simpatía hacia el ave, una especie de afinidad con el pájaro", dijo.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario