Miami 16 mayo 2016

Ciencia ciudadana: EEUU pide su ayuda para combatir el zika

MIAMI (AP) — Los mosquitos que pueden propagar el virus del zika ya vuelan en Estados Unidos. Y el gobierno podría utilizar algo de colaboración ciudadana para averiguar cuántos son exactamente.

Para lo que el Departamento de Agricultura contempla como un experimento de ciencia ciudadana a nivel nacional no hace falta experiencia. Adolescentes ya han demostrado su eficacia en pruebas con un pequeño número de estudiantes de secundaria y maestros de ciencias.

Ahora es el momento de que el Invasive Mosquito Project crezca y lo haga rápido, ya que el zika se ha vinculado a graves malformaciones congénitas y las autoridades sanitarias estadounidenses se preparan para la posibilidad de que puedan registrarse pequeños brotes en el país. Pero los presupuestos federales tienen poco dinero reservado para monitorear la expansión del mosquito.

"No tenemos muchos datos — datos buenos, sólidos", dijo John-Paul Mutebi, un entomólogo de los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés).

Lo que el Departamento de Agricultura propone es una especie de estudio popular en territorio continental nunca visto desde la Segunda Guerra Mundial, cuando el país erradicó otros virus transmitidos por virus. En una película de 1945, Washington animaba a escolares y a grupos de exploradores a colaborar para mantener sus vecindarios limpios del dengue y la fiebre amarilla.

Ahora, los voluntarios deben recolectar huevos de mosquito en sus comunidades y subir los datos de población a un mapa en internet, que proporcionará información en tiempo real sobre los lugares que presentan más problemas para ayudar a investigadores y equipos de control a optimizar su respuesta.

Algunos estudios locales han revivido el temor a que el dengue y otros virus puedan regresar al país a través de la sangre de algún viajero y que luego se transmitan por la picadura de los mosquitos.

Pero estos datos no se han centralizado y las lagunas son evidentes para los investigadores de los CDC, cuyos mapas nacionales solo muestran la posible expansión de dos variedades de mosquito portadoras de enfermedades.

Los mapas del ente se basan en reportes históricos, investigaciones recientes y encuestas enviadas en febrero a distritos de control de mosquitos en todo el país, pero las evidencias siguen siendo escasas en cuando a estimaciones de población. Sospechan que el mosquito Aedes aegypti podrá propagar el zika más allá del sureste durante el verano, y el mosquito tigre asiático — más resistente al frío — podría llegar a la parte norcentral y al noreste del país.

Ambas especies pueden propagar el zika, pero expertos consideran que el mosquito tigre es menos propenso a provocar brotes que el Aedes aegypti.

El Invasive Mosquito Project está coordinado por el entomólogo Lee Cohnstaedt, que trabaja para el USDA en Kansas y que ha valorado el "crowdsourcing" como una vía económica para analizar las poblaciones de mosquito y apunta que la investigación se asienta en la capacidad de los voluntarios para recopilar datos a gran escala. Por ahora centra sus esperanzas para lograr datos consistentes en los estudiantes.

___

El proyecto Invasive Mosquito Project está en internet en http://www.citizenscience.us/imp/

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario