Mundo 24 noviembre 2016

CICIG: aún hay corrupción e impunidad en Guatemala

GUATEMALA (AP) — Tras un año de cambios políticos y sociales en Guatemala, la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) asegura que las estructuras criminales que están incrustadas en el poder aún están lejos de ser erradicadas.

Iván Velásquez, abogado colombiano y titular de CICIG, ha desbaratado, junto a la fiscalía guatemalteca, al menos 25 estructuras criminales que cometieron diversos delitos, entre ellos, corrupción al más alto nivel gubernamental, como el caso de una defraudación millonaria que derivó en la renuncia y encarcelamiento de expresidente Otto Pérez Molina y su exvicepresidenta, Roxana Baldetti.

A casi un año de que Jimmy Morales asumiera la presidencia del país, existe la percepción de que las estructuras que mantenían cooptado el Estado han vuelto a reorganizarse y dañar áreas que ya estaban en camino a sanar. "Estamos lejos de superar toda esta tradición de captura del estado. El nivel de impunidad es constante en el país. Es decir, aunque efectivamente se han visto avances en este trabajo, no hemos llegado al punto de no retorno", dijo Velásquez.

"Hay unas muy fuertes y arraigadas estructuras criminales en el país, que han tenido el control del estado e inclusive de la sociedad", agregó.

Según Álvaro Montenegro Muralles, integrante de Justicia Ya, una de las agrupaciones que organizaron marchas en 2015 y derivaron en la renuncia de Pérez Molina, explica que las elecciones de la Corte Suprema de Justicia y el Congreso de la Republica son dos instituciones afectadas. "La presidencia de la CSJ y del Congreso se negociaron de manera muy rápida entre personas de mucho poder político y económico para hacer alianzas entre sectores que han sido afectados por estos procesos judiciales, buscando a través de puestos altos y de personas con el fin de lograr impunidad", dijo el activista.

Alejandro Balsells, abogado constitucionalista, asegura que la ciudadanía emprendió un cambio para exigir más y mejor democracia en 2015, y que ahora hay choques de poderes en los sectores conservadores, que no están dispuestos a cambiar. "Estamos en un proceso histórico que tomará tiempo", explicó.

Desde 2015 se han presentado varias denuncias contra jueces, fiscales y contra el mismo Velásquez, al parecer con el fin de amedrentar a los operadores de justicia. "Incluso hubo un intento de atentado que denunció la fiscal general Thelma Aldana" agregó Montenegro Muralles.

Ante las evidencias de una probable reagrupación del crimen, Velásquez dijo el jueves que la reforma a la Constitución en materia de justicia solicitada al Congreso es uno de los caminos a seguir y llamó a la población guatemalteca a no bajar la guardia. "Ese sentimiento de indignación que nació de un profundo amor de los guatemaltecos por su patria no puede ser olvidado. Por el contrario, tiene que permanecer en el espíritu nacional como motor que impulse, sin descanso, la construcción del Estado Social y Democrático de Derecho".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario