Mundo 10 abril 2016

Choque entre gobierno sirio y rebeldes pone en riesgo tregua

BEIRUT (AP) — Las fuerzas del gobierno sirio y los rebeldes chocaron el sábado a lo largo del norte y oeste de Siria, lo que pone en peligro un cese del fuego de un mes antes de las negociaciones de paz en Ginebra, al tiempo que los bombardeos mataron a decenas de personas al sacudir la capital de facto del grupo Estado Islámico, Al Raqa.

La filial de Al Qaida en Siria, el Frente Nusra, tiene un papel central por el lado de los insurgentes, de acuerdo con el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, un grupo de monitoreo cuya sede está en Londres y que cuenta con una red de informantes en Siria.

El enfrentamiento se registra luego de semanas de esporádicos bombardeos aéreos del gobierno que culminaron con una redada que dejó 33 civiles muertos en las afueras de la capital, Damasco, el 31 de marzo, incidente que puso a prueba la durabilidad de un "cese de las hostilidades" negociado por Estados Unidos y Rusia, que entró en vigor a finales de febrero.

El Frente Nusra y el grupo Estado Islámico están excluidos del cese del fuego, que había traído consigo una relativa calma para gran parte de Siria por primera vez en los cinco años de una guerra civil entre las fuerzas leales al presidente Bashar Assad y aquellos que tratan de derrocarlo.

El director del Observatorio, Rami Abdurrahman, dijo que el combate se intensificaba alrededor de la ciudad norteña de Aleppo y "definitivamente" amenaza la tregua.

El secretario de Estado estadounidense John Kerry y el ministro del Exterior ruso Sergey Lavrov hablaron por teléfono sobre la necesidad de una mayor cooperación para fortalecer la tregua, informó el Ministerio del Exterior de Rusia.

También discutieron las labores para combatir al grupo Estado Islámico, al Frente Nusra y otras organizaciones terroristas, y acordaron tomar medidas adicionales para frenar el flujo de combatientes y armas del extranjero, subrayó el Ministerio.

Los diplomáticos también reiteraron su apoyo a los esfuerzos del enviado de Naciones Unidas a Siria, Staffan de Mistura, para convocar la siguiente ronda de negociaciones en Ginebra esta semana entre el gobierno sirio y la oposición, afirmó la oficina de Lavrov. De Mistura se encuentra en Damasco para preparar el diálogo y se espera que se reúna con el ministro sirio del Exterior, Walid al-Moallem.

Pero las expectativas de progreso se han visto afectadas por el incremento del combate, la constante obstrucción a la ayuda humanitaria y a las firmes posturas del gobierno, la oposición y sus partidarios internacionales.

Un líder del Alto Comité de Negociaciones de la oposición, que planea participar en las pláticas indirectas, advirtió que el cese del fuego se encuentra "al punto del colapso".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario