Mundo 16 febrero 2017

China prohíbe el carfentanil, un poderoso opioide

SHANGHAI (AP) — El carfentanil, un opioide tan poderoso que se lo considera una amenaza terrorista, dejará de ser legal en China a partir del 1 de marzo, informó el jueves el Ministerio de Seguridad Pública.

Con la restricción impuesta al carfentanil y otras tres drogas afines, Beijing cierra una rendija legal en la lucha contra la epidemia de opioides en Estados Unidos.

"China demuestra ser un gran país responsable", dijo a The Associated Press Yu Haibin, director de la Oficina del Comité Nacional de Control de Narcóticos. "Será un disuasivo fuerte".

Añadió que están estudiando la prohibición de otras sustancias como el U-47700, un opiáceo que se vende como alternativa a los fentaniles. La prohibición del 1 de marzo regirá también a variantes menos potentes del carfentanil como los análogos furanil fentanil, acril fentanil y valeril fentanil.

La agencia antidrogas estadounidense DEA dijo que la medida china altera potencialmente las reglas de juego y podría tener un gran impacto en Estados Unidos, donde la demanda de opioides ha impulsado la proliferación de una nueva clase de drogas letales creadas por químicos ágiles para anticiparse a las nuevas normas.

Cuando China incluyó 116 drogas sintéticas en su lista de sustancias controladas en octubre de 2015, cayeron bruscamente las incautaciones de esos compuestos en Estados Unidos.

"Es un paso importante en la lucha contra los opioides aquí en Estados Unidos", dijo Russell Baer, agente de la DEA en Washington. "Estamos convencidos de que tendrá un fuerte impacto".

El carfentanil, utilizado legalmente como anestésico para elefantes y otros animales grandes, irrumpió en el mercado de drogas norteamericano a mediados del año pasado, y provocó sobredosis en cientos de consumidores incautos. La DEA realizó más de 400 incautaciones de carfentanil en ocho estados entre julio y octubre.

Es tan potente que una dosis más pequeña que una semilla de amapola puede matar a una persona. Durante años se lo investigó como arma química, y el ejército ruso lo utilizó para someter a separatistas chechenos que tomaron un teatro en Moscú en 2004.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario