Mundo 09 enero 2017

China: los más pobres alimentan smog al intentar calentarse

QIAN'AN, China (AP) — Un camión cargado hasta los topes de carbón traquetea desde la fábrica de acero, pasa por un desnivel en la carretera y arroja pedazos de su negra carga al asfalto. Esperando al lado de la vía, una agricultora envuelta en gruesas prendas invernales de algodón se cuela entre el tráfico para tomar los trozos.

Durante cuatro horas al día y cuatro días a la semana, la vecina, cuyo apellido es Shen, acude al lugar próximo a su casa donde una procesión casi interminable de camiones de carbón transita por el irregular pavimento. Miles de pequeños baches en la vía impiden que Shen y su esposo se congelen en invierno.

"Si no vengo aquí, tendría frio", dijo Shen mientras depositaba unas cuentas piezas más de carbón en un saco. En un invierno, apuntó, puede quemar más de dos toneladas de carbón, valoradas en más de 1.800 yuanes (260 dólares).

En las vastas zonas rurales del norte de China, los residentes hacen grandes esfuerzos para poder quemar carbón sin tratar en las estufas de sus casas a pesar de los esfuerzos gubernamentales para prohibir esta práctica e introducir tipos de carbón más limpios — pero más caros — o sistemas de calefacción eléctricos.

Esta dependencia representa uno de los muchos desafíos que enfrenta Beijing en su intento por frenar la asfixiante niebla contaminante que se ha convertido en la punta de lanza del descontento popular con el gobernante Partido Comunista.

Los expertos dicen que las plantas eléctricas de carbón, las acerías y los molinos de concreto son los principales causantes de la smog durante todo el año, pero en las zonas rurales la quema doméstica de carbón es un factor clave para el incremento de la contaminación durante el invierno, cuando las ciudades chinas quedan ahogadas en densas nubes de polvo gris que obligan a menudo a cerrar autovías y aeropuertos.

Ciudadanos chinos de clase media se quejaron notablemente cuando esta niebla cubrió Beijing durante las fiestas de Año Nuevo. Una imagen de un tren de alta velocidad manchado de un color marrón intenso tras pasar por regiones con smog se hizo viral en medios sociales, como una publicación en un blog realizada por un banquero de Beijing en contra de la corrupción del gobierno y la propaganda y que pedía a los funcionarios que tomaran medidas por el bien de sus hijos.

En junio, un equipo de investigadores de Princeton, la University of California, Berkeley, y las universidades de Peking y Tsinghua en Beijing publicaron un estudio que señalaba que el carbón consumido en los hogares en invierno producía más partículas aéreas pequeñas y mortales que las fuentes industriales, algunas de las cuales cuentan con tecnología para atrapar estos restos.

Autoridades en la provincia de Hebei, que rodea Beijing, anunciaron en septiembre que prohibirán la quema de carbón en casas en casi 4.000 localidades próximas a la capital a finales de 2017, según medios estatales. La semana pasada, la agencia de noticias oficial Xinhua citó a un funcionario de Beijing diciendo que las calderas de carbón para calefacción se han retirado por completo de los distritos urbanos de la ciudad.

Mientras los residentes de las zonas pobres de Beijing reciben ayudas para utilizar carbón más limpio o cambiarse a la electricidad, estos incentivos no se dan en otras partes del país.

La quema de carbón sería la responsible de la emisión de las diminutas partículas tóxicas PM2.5, que causaron unas 366.000 muertes prematuras en China en 2013, según un estudio elaborado en agosto por Wang Shuxiao, un experto ambiental de la Universidad de Tsinghua.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario