Mundo 22 abril 2016

China congela plan de incineradora de basura tras protestas

BEIJING (AP) — Las autoridades en el este de China congelaron sus planes de construir una incineradora de basura, tras fuertes protestas de la población cercana y la detención de dos mujeres.

El gobierno del condado de Haiyan, en la provincia de Zhejiang, indicó el viernes en un comunicado que cientos de vecinos habían comenzado a congregarse sin autorización el miércoles y bloquearon carreteras. Las protestas escalaron el jueves por la noche, cuando la muchedumbre atacó un edificio del gobierno local, destrozando objetos y causando heridas a peatones y policías, indicaron las autoridades.

Una mujer de 19 años fue detenida y acusada de difundir en internet imágenes y videos macabros no verificados que mostraban a manifestantes golpeados por la policía, y que recibieron más de 5.000 visitas. Otra mujer fue acusada de difundir insultos contra las autoridades locales, indicó el gobierno.

La mujer de 19 años, identificada sólo por su apellido, Yu, dijo a la policía que no había estado presente en las protestas pero se enfadó al ver las imágenes en internet y decidió difundirlas, según el comunicado oficial.

Yu no verificó el origen de las imágenes y el texto relacionado, señaló el comunicado, insinuando que podrían proceder de un incidente distinto.

Los cargos contra las mujeres suelen derivar en una "detención administrativa" de dos semanas, en lugar de un proceso penal.

El gobierno de Haiyan reveló sus planes de construir la incineradora el 12 de abril, señalando que es necesaria para ayudar a gestionar las 450 toneladas de residuos sólidos que generan los residentes de la zona cada día.

No se dio ningún motivo para la cancelación del proyecto.

En los últimos años se han registrado protestas cada vez más frecuentes contra incineradoras, plantas químicas y otros proyectos percibidos como una amenaza para el medio ambiente y las condiciones de vida.

Por lo general, se ha permitido esas manifestaciones pese a la campaña constante del Partido Comunista para perseguir a organizadores independientes y críticos políticos, si bien a menudo se realizan detenciones al terminar las protestas.

Las preocupaciones por el medio ambiente se han visto alimentadas por una serie de graves accidentes relacionados con productos químicos peligrosos en China.

El pasado agosto murieron 173 personas, muchas de ellas bomberos, en una explosión en el puerto de Tianjin, donde se almacenaban 700 toneladas del muy tóxico cianuro de sodio. Los investigadores concluyeron que los almacenes donde se guardaban productos químicos se habían construido demasiado cerca de bloques residenciales, y hubo muchas detenciones por infracciones en las normas sobre distancias seguras.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario