Mundo 23 marzo 2016

China: 37 detenidos por vender vacunas mal almacenadas

BEIJING (AP) — La policía en el este de China detuvo a 37 personas implicadas en un escándalo relacionado con la venta de vacunas mal refrigeradas y probablemente ineficaces, indicaron el miércoles los medios estatales.

El caso salió a la luz después de que la policía detuvo a una mujer que se cree que vendió productos sospechosos por importe de casi 100 millones de dólares en todo el país.

El escándalo volvió a despertar las preocupaciones sobre la larga lucha de China para garantizar la seguridad de los alimentos y los medicamentos. Se cree que nueve mayoristas farmacéuticas vendieron las vacunas que están siendo investigadas.

El primer ministro chino, Li Keqiang, ordenó el martes por la noche que las administraciones del gobierno trabajen juntas para realizar una investigación a fondo. Además de procesar a los delincuentes implicados, se exigirán responsabilidades a las autoridades declaradas culpables de negligencia, afirmó Li, según el sitio web del gobierno.

La Agencia de Alimentos y Medicamentos de China ordenó una profunda revisión sobre los lugares donde se distribuyeron las vacunas y la forma en la que pudieron haberse usado. El departamento del gobierno central pidió a las autoridades locales que investiguen a las nueve empresas que se cree que vendieron las vacunas.

Entre los medicamentos en cuestión hay vacunas para la hepatitis B, la rabia y la encefalitis japonesa.

La oficina china de la Organización Mundial de la Salud indicó su disposición a asistir a las autoridades sanitarias chinas.

Las vacunas deben almacenarse y manejarse de forma adecuada, o de lo contrario pierden eficacia, señaló la OMS, y los niños se arriesgan a no estar protegidos ante la enfermedad sobre la que se supone que han sido inmunizados.

"Sin embargo, es importante señalar que una vacuna mal almacenada o caducada rara vez causa una reacción tóxica. Por lo tanto, probablemente haya un riesgo mínimo de seguridad en esta situación concreta", añadió la OMS.

La policía en la provincia de Shandong detuvo a un total de 37 sospechosos en la investigación sobre vacunas, indicó la agencia oficial de noticias Xinhua. El reporte no incluyó detalles sobre los sospechosos, y los policías que respondieron a llamadas en Shandong dijeron no tener información sobre el caso.

En medio de un contrabando rampante y una laxa aplicación de las leyes, China ha tenido problemas para garantizar la seguridad de fármacos y alimentos. Escándalos anteriores han afectado a leche de fórmula que resultó no ser nada más que almidón, o vacunas falsas que sólo contenían solución salina.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario