Mundo 15 mayo 2016

Chile: recuperación parcial de normalidad en isla pescadores

SANTIAGO, Chle (AP) — Una parte de la isla de pescadores chilena de Chiloé trataba el domingo de recuperar la normalidad mientras algunos de los sectores estratégicamente más importantes seguían sin alcanzar un acuerdo con el gobierno y radicalizaban su postura ante la crisis ambiental que padecen.

El gobierno alcanzó un acuerdo el sábado con seis comunas de pescadores (Castro, Dalcahue, Queilén, Quinchao, Curaco de Vélez y Puqueldón) de la isla de Chiloé, 1.200 kilómetros al sur de Santiago, que depusieron las movilizaciones.

Las comunidades se esforzaban en volver a la calma el domingo tras dos semanas de protestas. Dos barcos con suministros básicos y combustibles pudieron entrar a la zona, y los estudiantes se preparaban para retomar el lunes las clases.

El gobierno no alcanzó un ansiado acuerdo con las comunas Quellón, Quemchi y Ancud, el punto estratégico que une a la isla con el continente y cuyos habitantes mantienen las vías cortadas. Las protestas también continúan del otro lado de la isla, en el continente en la región de los Lagos, donde varias comunas de pescadores continúan movilizadas.

Los pescadores de Ancud denunciaron domingo que el ministro coordinador nombrado por el gobierno para las negociaciones, el ministro de Economía Luis Céspedes no se había viajado a la zona y sus dirigentes abandonaron la mesa de negociaciones.

Los pescadores no están de acuerdo con el bono propuesto por el gobierno de 750.000 pesos (unos 1.100 dólares) que el Ejecutivo ya está pagando en cuatro plazos y piden una mayor cantidad de dinero. Además, denuncian que el bono sólo alcanza a una pequeña parte de la población del lugar y no a la totalidad de afectados por los fenómenos de marea roja que ha sufrido la zona en los últimos meses.

Miles de pescadores y buzos de Chiloé llevan semanas sin poder trabajar porque los mariscos que son su sustento están contaminados con "marea roja", una proliferación anormal de algas tóxicas que son filtradas por los moluscos. Cuando éstos son consumidos por el ser humano causan mareos, fiebre, vómitos y hasta pueden ocasionar la muerte por parálisis respiratoria.

Los pescadores mantienen que el fenómeno se ha visto intensificado por el vertimiento de toneladas de salmones al mar en mal estado y acusan a la importante industria salmonera.

El gobierno se comprometió el sábado a nombrar a una Comisión Científica independiente para entender mejor la marea roja y las causas de los varamientos masivos de peces, mariscos y diversos animales que se han sucedido en las costas chilenas en los últimos meses.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario