Mundo 30 septiembre 2016

Chile: Procesan a tres generales retirados por caso fraude

SANTIAGO, Chile (AP) — Tres generales en retiro del ejército chileno fueron detenidos y procesados el viernes por permitir, por falta de controles, un millonario fraude institucional por unos 7,8 millones de dólares, agravando los malos manejos institucionales sobre los dineros destinados a comprar pertrechos.

El caso es investigado por el juez Omar Astudillo, quien el viernes indicó que "en una institución jerarquizada como es el ejército, quienes ejercen el mando tienen responsabilidades en el sentido de fiscalizar que las labores de sus subalternos sean ejecutadas conforme a la ley".

Los generales retirados Jorge Salas Kurt, Miguel Muñoz Farías y Antonio Cordero Kehr fueron procesados por incumplimiento de deberes militares. Cordero fue el jefe de escoltas del dictador Augusto Pinochet y de su mujer, Lucía Hiriart.

El ejército chileno está empañado por un millonario fraude de los dineros que le entrega el Estado para adquirir armamento; por la investigación por enriquecimiento ilícito que afecta a su ex comandante en jefe Juan Miguel Fuente-Alba y por un informe de Contraloría que concluyó que en el ente encargado de velar por las finanzas institucionales hay deficiencias de control en los pagos y en los gastos.

Conocido el hecho, un comunicado del ejército dijo que está empeñado en "redefinir sus mecanismos de control y continuar implementando diversas medidas destinadas a evitar la ocurrencia de hechos que atenten contra la probidad y la transparencia en la Institución".

El juez Astudillo agregó que interrogará a Fuente-Alba por la posible responsabilidad que pudo tener como jefe del ejército durante el período en que se cometieron los fraudes, aunque "hoy no hay antecedentes que permitan hacer esa imputación".

Fuente-Alba asegura que su patrimonio, estimado por algunos en unos cuatro millones de dólares, "es fruto de 44 años de servicio, del trabajo de mi familia y lo he obtenido legítimamente".

Los diversos fraudes constatados al interior del ejército están relacionados con los fondos que reciben el ejército, la armada y fuerza aérea provenientes de una ley reservada que obliga al Estado a entregarles a esos institutos armados el 10% de las ventas del cobre, principal producto de exportación del país. Si por la baja en los precios internacionales del metal no se alcanza a entregar un mínimo de 90 millones de dólares, el fisco debe aportar la diferencia.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario