Mundo 16 mayo 2017

Chile: confirman condena a ex policías por desapariciones

SANTIAGO DE CHILE (AP) — Una corte chilena confirmó el martes las condenas a siete ex policías por el asesinato de 15 campesinos que fueron los primeros desaparecidos de la dictadura de Augusto Pinochet cuyos restos fueron recuperados.

Un comunicado del Poder Judicial señaló que las penas van de 20 años de presidio para el jefe de la unidad policial a 660 días de cárcel para un suboficial.

Los 11 varones de tres familias y otros cuatro jóvenes fueron arrestados en octubre de 1973 en la pequeña comuna agrícola de Isla de Maipo, 55 kilómetros al sur de Santiago.

La jueza Marianela Cifuentes estableció que los 15 fueron detenidos sin causa, la mayoría en sus domicilios, llevados a la comisaría, golpeados salvajemente, amarrados y subidos a un camión que los trasladó hasta unos hornos de cal cercanos desde cuyas chimeneas, de unos seis metros de alto, fueron lanzados tras dispararles.

Los restos fueron encontrados por casualidad en 1978 por una persona que informó a la Vicaría de la Solidaridad, un ente de la Iglesia católica que defendió a los perseguidos por la cruenta dictadura de Pinochet (1973-1990) y que corroboró el primer hallazgo de desaparecidos.

La dictadura negó la existencia de los desaparecidos chilenos y en una asamblea de Naciones Unidas llegó a decir que muchos estaban escondidos y otros se habían marchado del país tras el golpe militar de septiembre de 1973.

Pinochet ordenó en 1978 desenterrar de sus fosas clandestinas a los asesinados y volver a desaparecerlos lanzándolos al mar, en lo que se conoce como la operación “Retiro de Televisores” según coincidentes investigaciones judiciales, lo que ha impedido encontrar a cerca de un millar de personas. Varios de los restos ubicados -que no llegan a 200- no han sido más que un pequeño fragmento de hueso.

Según cifras oficiales la dictadura dejó 40.018 víctimas de los cuales 3.095 fueron asesinados y los restantes fueron torturados o presos políticos.

Ahora falta el pronunciamiento de la Corte Suprema y quienes vean ratificadas sus sentencias deberán ingresar a cumplirlas en un anexo de una cárcel para presos comunes porque Punta Peuco, un penal levantado sólo para encerrar a violadores de los derechos humanos, ya completó su cupo de 120 personas.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario