Deportes 27 febrero 2016

Cervelli quiere demostrar que su 2015 no fue casualidad

BRADENTON, Florida, EE.UU. (AP) — Hace un año, los Piratas de Pittsburgh sabían muy poco de Francisco Cervelli. Y el receptor venezolano tampoco sabía mucho sobre el equipo.

Los Piratas adquirieron a Cervelli en noviembre de 2014 en un canje luego que Russell Martin aceptó una oferta como agente libre para firmar con los Azulejos de Toronto. Cervelli siempre ha sido un prometedor cátcher con los Yanquis de Nueva York, pero se le dificultó disputar juegos debido a la presencia de veteranos y las lesiones.

¿Aguantará Cervelli una temporada completa con los Piratas sin lesionarse? Y si lo hiciera, los coaches y ejecutivos también se preguntaban cuán productivo iba a ser.

Cervelli tenía las mismas interrogantes al presentarse el año pasado por primera vez a un camerino con gente desconocida. Sabía que el puesto de titular era suyo y quería consolidarse de inmediato.

"El año pasado fue un enorme desafío", dijo Cervelli. "No quería estar probándole nada a nadie. Quiería probarme de que era capaz de hacerlo. Quería ratificarme de que sería capaz de lograr algo de lo cual había soñado por mucho tiempo".

Cervelli se desempeñó en 128 juegos como receptor, dos docenas más de lo que hizo en las cuatro campañas previas en conjunto. Bateó para .295 —el cuarto porcentaje más alto de los receptores en las mayores— con siete jonrones y 43 impulsadas.

En siete años con los Yanquis, Cervelli fue colocado en la lista de lesionados por la fractura de una muñeca, la fractura de un pie, una conmoción, una mano fracturada y una distensión muscular en la corva. Absorbió varios golpes por fouls el año pasado, pero no estuvo fuera por mucho tiempo.

"Me tomé un mes de descanso (en el receso de invierno) y aún me dolía (el cuerpo)", dijo Cervelli, soltando una carcajada.

"No me quejo cuando sufro un golpe. Es parte del trabajo de un receptor. Así ha sido por mucho tiempo. Ahora recibo más golpes porque juego más como receptor. Estaría feliz si pudiera estar de pie para seguir jugando", resaltó el cátcher de 29 años.

Entre los receptores de la Liga Nacional, Cervelli quedó tercero con un porcentaje de fildeo de .994 y quinto con un porcentaje de 22.3 al sacar out a corredores en intento de robo. También se destacó en otros menesteres.

"Tiene el talento de saber captar la atención de cada pitcher y que ese pitcher se sienta como el tipo más importante en el estadio", comentó el manager Clint Hurdle. "Desde el inicio supo exprimir el talento de nuestros lanzadores".

Poniéndose a estudiar video y conversando cara a cara con sus compañeros, Cervelli se puso en sintonía con todos los lanzadores, incluso varios que están en las menores.

"Maduró en cada aspecto", dijo Hurdle. "Cumplió un muy buen año para alguien que le puso mucha dedicación al trabajo y supo capitalizar la primera oportunidad que tuvo para tener un gran volumen de juegos".

Una mayor oportunidad está a ciernes para Cervelli, quien devengará un salario de 3,5 millones de dólares y será agente libre tras esta temporada. Si repite su nivel del año pasado, Cervelli podría quedar como el receptor más cotizado en el próximo mercado de agentes libres.

Los Piratas, siempre pendientes de cuidar el gasto, ficharon por dos temporadas a Chris Stewart, un suplente de 34 años, en caso que Cervelli se marche al final de la campaña.

Si bien le gustaría seguir en Pittsburgh, Cervelli señaló que no hay negociaciones entre su agente y los Piratas sobre una extensión de contrato.

"No hemos hablado con nadie sobre nada", indicó Cervelli. "Ahora mismo, me concentro en mi trabajo".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario