Deportes 15 agosto 2016

Cerca de una medalla, Brasil trata de no confiarse

SAO PAULO (AP) — Con la medalla de oro olímpica a sólo dos triunfos de distancia, Brasil se esfuerza en lidiar con las expectativas en los Juegos de Río.

La presea dorada representa el único campeonato importante que Brasil no ha ganado en el fútbol de hombres.

"No podemos empezar a pensar en la final", aseguró el delantero brasileño Gabriel Jesus. "Debemos ir paso a paso. Debemos mantenernos tranquilos y seguir trabajando duro".

El equipo anfitrión tuvo un arranque decepcionante en los Olímpicos pero llega al duelo del miércoles después de un par de convincentes victorias. Chocará con Honduras en semifinales en el Estadio Maracaná.

"Ellos merecen el crédito por llegar a esta etapa", dijo sobre Honduras el técnico del equipo olímpico brasileño, Rogerio Micale. "Han demostrado que son competitivos y tienen calidad. Es un equipo muy complicado para enfrentar y si no estamos atentos pueden terminar sorprendiéndonos".

Honduras llegó a las justas de Río sin muchas esperanzas de contender por una medalla, pero eliminó al dos veces campeón olímpico Argentina en la fase de grupos y derrotó por la mínima a un muy buen conjunto surcoreano en cuartos de final.

Con un equipo talentoso encabezado por Neymar, Brasil se presentó en los Juegos como local y favorito a colgarse el oro. El torneo cuenta en su mayoría con selecciones sub-23, y cada país sólo puede convocar a un máximo de tres jugadores mayores de 23 años —si bien ningún equipo profesional está obligado a cederlos para los Olímpicos.

Se esperaba que Brasil tuviera un fácil camino a la final, pero el equipo generó dudas después de un mal inicio que incluyó empates sin goles ante Sudáfrica e Irak. Esos resultados pusieron en riesgo de sufrir otra vergonzosa eliminación dos años después de la goleada de 7-0 que les propinó Alemania en las semifinales de la Copa del Mundo.

Las cosas cambiaron tras una clara victoria sobre Dinamarca y un disputado triunfo de 2-0 ante Colombia en cuartos de final, cuando Neymar tuvo un gran partido en el que finalmente mostró por qué es una de las grandes estrellas de los Juegos de Río.

Sin embargo, Honduras de antemano sorprendió a la selección mayor brasileña en una ocasión, en cuartos de final de la Copa América de 2001. El equipo, bajo el mando de Luiz Felipe Scolari, cayó 2-0 en una de las eliminaciones más inesperadas de Brasil. Scolari luego llevaría a sus pupilos a un quinto título de Copa del Mundo un año después.

"Será un juego difícil", afirmó Micale. "Pero confío en que nuestro equipo estará preparado para hacer su trabajo".

___

Tales Azzoni está en Twitter como http://twitter.com/tazzoni

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario