Mundo 15 noviembre 2016

Centroamérica se coordina contra el crimen

SAN SALVADOR, El Salvador (AP) — Guatemala, Honduras y El Salvador lanzaron el martes un despliegue de policías y militares que se desplazarán a través de sus fronteras para combatir a las pandillas y el crimen organizado.

La medida se anunció como una "fuerza trinacional", pero cada grupo patrullará sus propios territorios, sin ingresar a los países vecinos. Los tres países cooperarán en materia de inteligencia, aduanas y migración.

El despliegue inició tras un acto encabezado por los presidentes de Guatemala, Jimmy Morales; de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén; y de Honduras, Juan Orlando Hernández. Los mandatarios de la región que también se conoce como el "Triángulo Norte de Centroamérica" se reunieron en Nuevo Ocotepeque, Honduras, donde convergen las fronteras de las tres naciones.

"Lo que ahora estamos instalando con nuestros hermanos salvadoreños y guatemaltecos es el perfeccionamiento de escudos terrestres en nuestras fronteras", afirmó el mandatario hondureño.

Hernández también señaló el daño que los grupos criminales han provocado a sus países: sólo en 2015 se registraron hasta 17.000 muertes por violencia, y agregó más allá de las cifras "detrás de cada una de estas personas hay familias, amigos y todo un pueblo que sufre el dolor".

El presidente recordó que Honduras alguna vez fue el país más violento del mundo, pero ahora es "un país hostil" para el narcotráfico, las pandillas y los criminales. Asimismo, resaltó que desde 2013 han desarticulado tres carteles de droga y han asestados duro golpes a las maras o pandillas.

Por su parte, el gobernante salvadoreño aseguró que países productores de droga están utilizando sus territorios para hacerla llegar al mercado de Estados Unidos, "una amenaza que es necesario detener".

Sánchez Cerén explicó que el principal objetivo de esta fuerza trinacional operará en los límites territoriales de cada una de las fronteras y su objetivo será actuar de forma coordinada con los equipos policiales y de las fuerzas armadas para enfrentar a las pandillas, el crimen organizado, el contrabando, el tráfico de drogas y armas y la trata de personas, entre otros crímenes "cuyas redes pasan las fronteras de nuestros territorios nacionales".

La decisión de unirse para combatir a estas organizaciones se tomó luego que Guatemala y Honduras denunciaran la presencia de delincuentes que atraviesan las fronteras de sus países desde El Salvador, lo que presuntamente ocurre desde que el gobierno salvadoreño puso en marcha nuevos planes para combatir a las pandillas y con ello creó fuerzas elites que los persiguen y los obliga a huir rumbo a Honduras y Guatemala.

Los países del "Triángulo Norte de Centroamérica" han reconocido que las pandillas son responsables en gran medida de la violencia delincuencial en ese país.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario