Deportes 30 mayo 2016

Casos notorios de fraude fiscal amenazan al fútbol español

MADRID (AP) — Ahora que la temporada ha terminado, Lionel Messi se prepara para la corte.

Messi se presentará ante un juez esta semana a fin de defenderse a sí mismo de las acusaciones de no haber pagado impuestos adecuadamente como parte de sus ingresos en el club Barcelona, lo que lo convierte en el futbolista de mayor renombre en enfrentar el severo sistema fiscal español.

Neymar, Javier Mascherano, Adriano y Xabi Alonso también han tenido que lidiar con las autoridades fiscales de España recientemente.

Los casos han atraído una indeseada atención al fútbol español, y podría empezar a ahuyentar a algunos jugadores justo cuando la liga nacional trata de hallar maneras de ser más competitiva frente a la Liga Premier, cuyos equipos tienen el poder económico para ir prácticamente tras cualquier jugador de elite que esté en el mercado.

El año pasado, el padre de Neymar dijo que el constante acoso sobre los impuestos de su hijo podrían ser una causa de la salida del delantero brasileño del Barcelona.

Los jugadores han guardado silencio y no hablan públicamente sobre los casos fiscales en España, pero muchos admiten que resulta incómodo ver a Messi y otros enfrentar los tribunales debido a cuestiones extracancha. La Liga española también evitar tocar el tema, y ha sostenido que no puede interferir en cuestiones legales que involucren jugadores y las autoridades fiscales.

Messi y su padre, Jorge Horacio Messi, han sido acusados de tres cargos por fraude fiscal y podrían ser sentenciados a cerca de dos años de prisión cada uno de ser hallados culpables de defraudar a Hacienda por 4.1 millones de euros (4,5 millones de dólares) de 2007 a 2009.

El caso se centra en las presuntas actividades ilegales del padre de Messi, pero las autoridades han dicho que el astro del Barcelona sabía lo suficiente como para ser señalado en los cargos. Ambos niegan cualquier falta.

Messi también fue investigado por las autoridades fiscales españolas luego que su nombre apareció entre aquellos que eran investigados por las polémicas cuentas en el extranjero, caso conocido como los Panama Papers, si bien no fue acusado de tales acusaciones.

El juicio a Messi inicia el martes, y se espera que el argentino testifique en la corte de Barcelona el jueves. El delantero no está obligado a presentarse ante la corte todos los días.

En casi todos los casos que involucran a futbolistas, las supuestas irregularidades están relacionadas con la creación de estructuras corporativas falsas para evitar el pago de impuestos por sus ingresos por los derechos de imagen. Algunos incluyen además el uso de paraísos fiscales.

"La agencia tributaria viene desde siempre realizando comprobaciones sobre las estructuras de ingresos de los jugadores de fútbol, al igual de las actividades de personas de otros sectores", indicaron las autoridades fiscales de España. "Tenemos que controlar el uso artificial de sociedad interpuesta para rebajar la factura fiscal de las personas".

Muchos jugadores se han defendido a ellos mismos culpando a sus asesores financieros que les aseguraron que tales estructuras eran legales. Ese fue el caso de Mascherano, compañero de equipo de Messi con la selección argentina y con el Barcelona, quien este año recibió una sentencia suspendida de un año de prisión por no haber pagado cerca de 1,5 millones de euros (1,6 millones de dólares) en impuestos de 2011 y 2012.

El volante argentino dijo que contrató a una "prestigiosa firma española" que le recomendó "ciertas estructuras" que le garantizaron que eran aceptadas por la ley.

Soy un deportista profesional, no tengo grandes conocimientos de cuestiones impositivas ni legales"", escribió Mascherano. "Por lo tanto, debo apoyarme en gente que se maneja estos temas técnicos y, para mí, complejos. Durante toda mi carrera fui una personas honesta y responsable, respectando a mis compañeros, a los clubes que representé y a los países donde me tocó vivir".

Poco después del caso de Macherano, el delantero brasileño Neymar tuvo que testificar ante un juez por presuntas irregularidades que involucraban su transferencia al Barcelona. El jugador y el club fueron acusados de ocultar la cifra real de la cuota de pase, en parte para evitar el pago de la cantidad completa de impuestos.

Este mismo año, el ex mediocampista del Real Madrid Alonso fue acusado de cometer fraude fiscal contra Hacienda por tres millones de euros (3,3 millones de dólares) de 2009 a 2011. El mes pasado, los fiscales acusaron al defensor del Barsa Adriano de ni haber declarado sus ingresos por derechos de imagen entre 2011 y 2012.

Neymar, Alonso y Adriano han negado cualquier falta.

___

Tales Azzoni está en Twitter como http://twitter.com/tazzoni

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario