Mundo 22 abril 2016

Caracas queda excluida del racionamiento eléctrico

CARACAS, Venezuela (AP) — La capital venezolana, los hospitales, los aeropuertos, y los cuerpos de seguridad fueron excluidos del plan de racionamiento eléctrico de cuatro horas diarias que aplicará el gobierno para enfrentar la severa sequía del embalse que surte el mayor complejo eléctrico de Venezuela, anunció el viernes el ministro del sector.

El ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, informó que el plan comenzará a regir el lunes a partir del próximo lunes y que se extenderá por 40 días.

En una entrevista con el canal privado Venevisión, Motta dijo que la denominada "Gran Caracas" fue excluida del plan debido a que allí operan todos los poderes públicos y los organismos de la administración central. Sin embargo, no descartó la posibilidad de que en algunas zonas residenciales de la capital pueda imponerse un racionamiento sí no bajan el consumo eléctrico.

El estado insular de Nueva Esparta, que enfrenta graves problemas de escasez de agua, el estado costero de Vargas, los hospitales, los aeropuertos, y los cuerpos de seguridad también fueron liberados del plan especial, precisó el funcionario.

El gobierno decidió recurrir al denominado "plan de administración de cargas" para tratar de minimizar el descenso en la cota de agua de la embalse suroriental del Guri, que alimenta el mayor complejo hidroeléctrico del país que atiende cerca del 60% del consumo nacional.

Venezuela tiene una demanda promedio de 15.500 megavatios. El sistema hidroeléctrico genera 9.500 megavatios, mientras que las plantas termoeléctricas producen cerca de 6.500 megavatios.

El nivel de agua del embalse ya alcanzó los 242,07 metros sobre el nivel del mar y está a dos metros de lo que es considerada la cota de riesgo que podría obligar a las autoridades a paralizar algunas turbinas del complejo de Guri por medidas de seguridad, situación que generaría un apagón en varios estados del país.

Motta explicó que los cortes eléctricos de cuatro horas diarias que se aplicarán de forma rotativa en los restantes 21 estados del país permitirán un ahorro de "2.000 megavatios" que ayudará a estabilizar el descenso del nivel de agua del Guri entre "8 a 5 centímetros" y alargar su actividad hasta la tercera semana de mayo cuando se espera que lleguen las lluvias a la zona donde está la represa.

El presidente Nicolás Maduro acordó la semana pasada adelantar a partir de mayo 30 minutos el huso horario para ahorrar energía. También redujo a cuatro días la jornada de trabajo en el sector público, limitó a cinco horas y media el horario en ese sector y declaró no laborable la Semana Santa y el 18 de abril para tratar de reducir el consumo eléctrico.

Las autoridades impusieron en febrero un plan de racionamiento en los centros comerciales que implicó la suspensión de actividades durante la mañana y un horario de operaciones desde las 12 y hasta las 19 de lunes a viernes.

Analistas y opositores estiman que las acciones adoptadas en los últimos dos meses por el gobierno son insuficientes para superar la situación del Guri, que se ha visto afectado por la fuerte sequía que enfrenta Venezuela por el fenómeno climatológico de El Niño.

Venezuela enfrenta desde hace seis años problemas en el servicio eléctrico como consecuencia de fuertes sequías, el aumento del consumo y el deterioro de las viejas instalaciones que el gobierno ha intentado compensar con millonarias inversiones y planes de emergencia. Los opositores y analistas estiman que parte de las inversiones en el sector eléctrico se perdieron por corrupción.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario