Deportes 02 mayo 2016

Caos en el fútbol argentino; se habla de posible escisión

BUENOS AIRES (AP) — El fútbol argentino está en problemas: su mandamás Luis Segura y otros dirigentes se aprestan a comparecer ante la justicia argentina por presunta corrupción y los clubes grandes amenazan con formar una liga paralela que les permita generar mayores ingresos.

Aunque lejos de los escándalos que aún resuenan en la FIFA, la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) también atraviesa tiempos tormentosos.

Segura, sucesor de Julio Grondona en la AFA tras su fallecimiento en julio de 2014, debería comparecer el martes a rendir declaración indagatoria en conexión con la investigación de supuestas irregularidades en la administración del dinero destinado por el estado para transmitir por televisión los partidos del Fútbol para Todos (FpT).

El dirigente dijo que aún no tenía decidido si declaraba en persona o presentaba un escrito.

Además destacó que no temía ir preso porque no había violado la ley.

"Yo puedo ser un buen o mal dirigente, pero no cometí ningún ilícito, no firmé ningún contrato con Fútbol para Todos, ni con Agremiados", dijo Segura al diario Clarín del sábado, en alusión a Futbolistas Argentinos Agremiados, el sindicato de los futbolistas y que también está en la mira de la justicia por presuntas irregularidades económicas. "No tengo absolutamente nada que ver con todo esto que se investiga".

Entre el martes y el 17 de mayo también deberían prestar declaración otros dirigentes de AFA como su actual secretario de Finanzas y Hacienda José Lemme y los tres los tres últimos jefes de gabinete del anterior gobierno de Cristina Fernández (2007-2015): Juan Manuel Abal Medina, Jorge Capitanich y Aníbal Fernández.

La citación a los exministro se basa en que toda partida presupuestaria desembolsada por el Estado debe llevar la firma del jefe de gabinete.

La jueza María Servini de Cubría investiga supuestas irregularidades en el manejo de millonarios fondos públicos girados a la AFA entre 2009 y 2015 para la televisación gratuita de los partidos de primera y segunda división.

En 2009 AFA rompió el contrato que tenía con el Grupo Clarín, el conglomerado de medios más poderoso del país, y se los cedió al Estado a cambio de 600 millones de pesos (41 millones de dólares a la cotización actual). A lo largo de los años esa cifra fue aumentando considerablemente hasta ascender a los 1.400 millones de pesos (93 millones de dólares).

La jueza designó el año pasado a un equipo de veedores para las cuentas de AFA que detectó una serie de irregularidades, entre ellas cheques diferidos por el pago de los derechos de televisión que varios clubes en situación apremiante canjeaban en financieras de dudosa propiedad.

Segura justificó el lunes pagos diferidos a los clubes y admitió ser socio de una cooperativa financiera donde cambiaban esos cheques para hacerse de dinero rápido, por lo que desde su óptica no violó ley alguna.

"Para operar con una cooperativa tiene que ser socio pero no soy dueño de la cooperativa ni participo de decisiones de la cooperativa", dijo Segura a TyC Sports.

También avaló un acuerdo "de vieja data" con la ONG El Futbolista, puesta la semana pasada en el foco de la justicia, tras detectarse que poco después del vínculo con el estado, la AFA le transfirió un porcentaje de dinero que habría llegado con el tiempo a más de 2 millones de dólares.

Además confirmó que no se presentará a la reelección en los comicios del 30 de junio porque está falto "de ganas". Algunos de los que podrían postularse son el popular animador de televisión Marcelo Tinelli y el presidente de Independiente y gravitante sindicalista Hugo Moyano.

Una primera votación fue anulada al aparecer un voto más que los votantes habilitados.

Sobre el proyecto de la liga paralela que planean crear varios clubes, Segura dijo que "si es superador al actual y le hace bien al fútbol, se aprobará".

Las principales instituciones, encabezadas por Boca Juniors, River Plate, Racing Club y San Lorenzo analizan crear una nueva liga argentina que les genere mayores ingresos económicos y escindirse de la AFA.

El nuevo formato, que existe en varias ligas europeas como la inglesa y la española, buscaría separar al torneo de primera división —y quizás el de segunda— por un lado, y el resto de los torneos y las selecciones argentinas por el otro.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario