Cuba 07 septiembre 2016

Campeón Olímpico Mario Kindelàn vende sus medallas para sobrevivir

Un doble campeón olímpico vende sus medallas para poder sobrevivir y destapa la realidad de los deportistas en Cuba.

Embed

Este boxeador estuvo dos veces en lo más alto del podio olímpico, sin embargo reconoció que cambiaría esa gloria por cualquier equipo electrodoméstico.

De nada le sirve a Mario Kindelán está fe ciega en Fidel Castro. Muy atrás quedaron los días de gloria cuando obtuvo dos medallas de oro olímpicas en Sidyney 2000 y Atenas 2004. Hoy este boxeador que reside en la isla a penas puede sobrevivir como reconoció en un corto titulado "la lucha"

Y es que "la lucha" también es un retrato del día a día de un ex deportista en cuba, una muestra de cómo el régimen se olvida de aquellos que un dia utilizó para exportar un modelo.

El caso de Kindelan, oriundo de la provincia de Holguin, salió a la luz tras destaparse que la discobola Yarelis Barrios fue descalificada de Beijing 2008 donde obtuvo plata por estar dopada. Cuando el comité olímpico pidió su medalla un diario inglés público que la misma había sido vendida en e bay por unos 11 mil dólares.

A pesar de que ahora la atleta ha dicho que no la vendió y que su madre entregó la misma a una institución del régimen lo cierto es que casos como estos de deportistas fieles al castrismo que terminan hundidos en la pobreza no son nuevos.

Así que historias como estas podrían pronto ser noticias.

Según el documental Mario Kindelàn vendió sus dos medallas por unos 400 dólares, lo suficiente para que su familia viviera por dos meses.

Fuente: Daniel Benítez / Americateve.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario