EEUU 08 noviembre 2016

Campaña da pistas de lo que sigue para Trump

WASHINGTON (AP) — En una campaña presidencial llena de momentos para recordar y más de unas cuantas decisiones para el olvido, algunas de ellas harán eco tanto para Hillary Clinton como para Donald Trump el día de las elecciones.

Aquí cinco puntos clave de la campaña de Trump que ofrecen pistas sobre lo que sucederá mientras la campaña presidencial llega a su fin.

___

INMIGRACIÓN

La "autopsia" del Comité Nacional Republicano a la derrota de Mitt Romney en 2012 exhortó al partido a acercarse a las minorías, en parte aprobando una reforma migratoria.

Trump tenía otros planes.

En los primeros momentos de su candidatura, el empresario dijo que los migrantes mexicanos "traen drogas, traen crimen, son violadores, y algunos, asumo, son buenas personas". Prometió levantar un muro en la frontera sur y crear una estricta política migratoria.

La decisión movilizó a una base republicana, muchos creían que los inmigrantes les habían quitado sus empleos y amenazaban su posición en una sociedad, lo que causó cánticos de "¡Levanten el muro!", en sus mítines.

Aunque el plan ayudó a Trump a ganar las primarias, los demócratas lo utilizaron para atraer a los votantes latinos, y la participación en las votaciones anticipadas entre los hispanos tuvo un gran incremento en estados disputados como Nevada y Florida.

___

MENSAJE POPULISTA

Un multimillonario que vive en un penthouse de un rascacielos de Manhattan que lleva su nombre es una elección dudosa para ser el representante de la clase trabajadora. Pero Trump adoptó un mensaje populista, el cual criticaba los acuerdos comerciales que, afirma, han perjudicado a la mano de obra estadounidense y le sirvió para atraer a los blancos de clase trabajadora.

Sus propuestas le han ayudado a ganar terreno en bastiones tradicionalmente demócratas; la mayoría de las encuestas lo mantienen en la contienda en Michigan, Ohio, Iowa y Pennsylvania. Gane o pierda, amenaza con transformar a su partido adoptado, dividiendo a la clase trabajadora republicana de la dirigencia partidista.

___

CAMPAÑA POCO CONVENCIONAL

Durante las primarias, Trump se jactó de financiarse su operación de campaña. Y aunque eso no fue del todo cierto, fue el presagio de la decisión del empresario de llevar una campaña pequeña y poco ortodoxa en la que frecuentemente enfrentaba a los publicistas entre sí, y tuvo tres jefes de campaña distintos.

Eventualmente y a regañadientes tuvo que aceptar la recaudación de fondos, y aunque demostró su capacidad para obtener pequeñas donaciones, quedó muy por detrás del gigante financiero que montó Clinton.

___

BUSCANDO PELEAS

Trump salió de la convención anual de su partido realiza en julio con ímpetu y con un partido mayormente unificado a su favor. Pero la siguiente semana, Khizr Khan subió al escenario en la Convención Nacional Demócrata.

Khan elogió a su hijo soldado, quien murió en 2004 en Irak, y mientras mostraba una copia de la Constitución, criticó el plan de Trump de prohibir el ingreso de inmigrantes musulmanes a Estados Unidos. El empresario atacó a Khan y a su esposa, e insinuó que esta última tenía prohibido hablar en público debido a su religión, lo que generó fuertes críticas de republicanos y demócratas.

También tomó decisiones similares después del primer debate, en el que Clinton mencionó a la ex Miss Universo, la venezolana Alicia Machado, quien dijo que Trump se burló de su apariencia.

Trump mordió el anzuelo y lanzó una serie de ataques por Twitter a las 3 a.m., lo que contribuyó a un serio descenso en las encuestas y puso de relieve sus dificultades por atraer el voto de mujeres y latinos.

___

PROBLEMAS CON MUJERES

Desde el comienzo, el neoyorquino batalló para atraer a las mujeres a su campaña. El empresario, con tres matrimonios y cuya vida personal ha pertenecido a los tabloides de la farándula durante décadas, tuvo varias disputas públicas con celebridades como Rosie O'Donnell, y es famoso por describir a las mujeres de acuerdo a su apariencia, a menudo con términos poco halagadores.

Las cosas empeoraron gravemente el mes pasado, cuando emergió un video de 2005 en el que Trump estaba a bordo de un camión de "Access Hollywood" con el entonces presentador Billy Bush, y se le escucha utilizar términos vulgares para describir a las mujeres y jactándose de que su fama le permitía hacerles cosas impropias.

Y tras el segundo debate presidencial, casi una docena de mujeres dieron la cara y acusaron a Trump de besarlas o manosearlas sin su consentimiento.

Trump refutó las acusaciones y amenazó con demandar a dichas mujeres, pero sus números entre las votantes se desplomaron todavía más.

___

Jonathan Lemire está en Twitter como: http://twitter.com/@JonLemire

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario