Associated Press 25 mayo 2016

California no permitirá actos de violencia en mitin de Trump

ANAHEIM, California, EE.UU. (AP) — La policía de California emitió una severa advertencia el miércoles de que no tolerará la violencia en un evento programado de Donald Trump, tras choques entre manifestantes y policías el día anterior en un mitin del candidato en New Mexico.

"Aunque reconocemos y respetamos el derecho constitucional de todos los individuos de expresar sus puntos de vista y protestar pacíficamente, no toleraremos la violencia ni la violación de las leyes en el mitin próximo", dijo en un comunicado el comandante de la policía de Anaheim, Raúl Quezada.

"Todos tienen el derecho de participar sin temor a la violencia ni al desorden, y estamos dispuestos a tomar medidas decisivas y enfáticas de ser necesario", añadió.

En New Mexico el día anterior, manifestantes anti-Trump lanzaron camisetas en llamas, envases plásticos y otros objetos contra la policía, lastimando a varios agentes, además de volcar recipientes de basura y barricadas.

La policía respondió con gas pimienta y granadas de humo contra los alzados frente al Centro de Convenciones de Albuquerque.

Durante el evento, el candidato republicano fue interrumpido reiteradamente por los manifestantes que gritaron, alzaron carteles y se resistieron a ser sacados por agentes de seguridad.

Trump respondió el miércoles por Twitter, escribiendo: "Los manifestantes en New Mexico eran hampones que ondeaban la bandera mexicana. Adentro el mitin era hermoso, lleno de gente contenta. Afuera, ¡criminales!".

Durante el evento, Trump, como es costumbre, desestimó a los manifestantes, pidiendo a los agentes de seguridad que los saquen de allí, y exhortándoles en tono burlón que "mejor vayan a casa a su mamá".

La policía de Albuquerque dijo que varios agentes recibieron tratamiento médico al ser alcanzados por piedras lanzadas por los manifestantes. Por lo menos una persona fue arrestada, dijo la policía.

Temprano el miércoles en Anaheim, los seguidores de Trump llegaron temprano al lugar, haciendo cola en un laberinto de barricadas y puestos de vigilancia erigidos por la policía.

La violencia en New Mexico llevó a otros estados a tomar medidas adicionales de seguridad. En Bismarck, North Dakota, la policía declaró el miércoles que una cuarta parte de su fuerza policial estará dedicada a proveer seguridad para el evento de Trump programado para el jueves.

El sargento Mark Buschena dijo que unos 30 agentes montarán guardia den el evento en el Bismarck Civic Center. Trump será el maestro de ceremonias en una conferencia de una compañía petrolera, y se estima que unas 7.000 asistirán.

___

El corresponsal de la AP James MacPherson en Bismarck, North Dakota, contribuyó con este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario