Mundo 09 junio 2016

California: Madre se reúne con hijo secuestrado en 1995

LOS ÁNGELES (AP) — Una madre de California se reunió el jueves con su hijo secuestrado, mirándolo con suma atención y envolviéndolo con sus brazos por primera vez en 21 años.

María Mancia se quedó con sólo una fotografía de su hijo desde que el padre se lo llevó en 1995. El niño a quien había visto por última vez cuando tenía apenas 18 meses de nacido es ahora un hombre.

Steve Hernández, de 22 años, fue encontrado viviendo en Puebla, México, y el jueves en la mañana fue traído a Estados Unidos para encontrarse con su madre en una emotiva reunión.

"Ahora esta angustia que he cargado ha desaparecido ahora que tengo a mi hijo de regreso", dijo Mancia a la estación de televisión KABC-TV. "Pasé 21 años buscándolo sin saber nada".

La Unidad de Secuestros de Menores de la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado San Bernardino estuvo buscando a Hernández durante años en varios estados. Entonces investigadores recibieron en febrero un aviso crucial de que estaba en México. El padre, Valentín Hernández, está desparecido y se cree que ha muerto, dijeron las autoridades.

La investigadora Karen Cragg, quien encabezó la búsqueda, dijo que tuvieron que aproximarse a Steve Hernández de manera cautelosa.

"Utilizamos una estratagema para ponernos en contacto con él. Le dijimos que estábamos investigando a su padre y que necesitamos su ADN para ayudar a localizar a su padre", dijo Cragg a The Associated Press el jueves. "No queríamos ahuyentarlo. No estábamos seguros sobre cuáles eran las circunstancias allá. Tuvimos que dar pasos con mucho cuidado".

Los padres y el niño pequeño vivían en Rancho Cucamonga, California, en 1995 y tenían problemas en su relación. Un día llegó Mancia a casa desde su trabajo y encontró que el padre y el hijo habían desaparecido.

El padre incluso se llevó todas las fotografías del niño, incluida una imagen de ultrasonido. Mancia tuvo que escribir a un familiar para conseguir una foto del menor.

"Esa se convirtió en la única fotografía que ella tuvo de Steve durante los últimos 21 años", dijo Cragg.

La madre reportó de inmediato la desaparición del niño y la investigación estuvo activa desde entonces, primero con el jefe de policía y después con investigadores de la oficina del fiscal de distrito.

Ni la madre ni el hijo fueron informados cuando fue encontrado Steve Hernández, para no crear una falsa esperanza.

Una vez que se obtuvo una muestra de ADN en febrero, Cragg solicitó al Departamento de Justicia si se podía apresurar el examen, a sabiendas de que podría tardar varios meses.

"Ellos me hablaron en dos semanas y me dijeron que ambas muestras coincidían", dijo Cragg.

Gragg y su compañero investigador condujeron directamente a la casa de Mancia.

"Como que al principio no nos creyó", comentó Cragg. "Comenzó a llorar. Dijo que no podía creer que aún estuviera vivo".

Debido a que Steve Hernández es un ciudadano estadounidense, no hubo problemas de inmigración para regresarlo a Estados Unidos, señaló Cragg. Las autoridades en ambos países cooperaron enormemente para hacer que sucediera.

Él no tenía ningún documento personal estadounidense, pero su madre tenía su certificado de nacimiento y más.

El padre había dicho al hijo que su madre los abandonó a ambos.

Ahora él hijo sabe que eso no fue verdad. Y ahora conoce a su madre.

"He vivido todos estos años sin mi madre, luego descubrir que está viva en otro país, es emotivo", dijo Hernández a televisora KABC. Agregó que planea permanecer en Estados Unidos y espera ingresar a la escuela de derecho, estudios que ya había iniciado en México.

Él abrazó a su sollozante madre cuando finalmente la vio. Luego le enjugó las lágrimas de sus ojos.

___

La periodista de The Associated Press Amy Taxin contribuyó a esta historia desde Santa Ana, California

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario