Associated Press 18 mayo 2016

California busca próximo paso para ahorrar agua ante sequía

FRESNO, California, EE.UU. (AP) — Las normas más estrictas aprobadas en el cénit de la sequía en California, que dejaron muchos pastos secos en los jardines, podrían expirar pronto, mientras los reguladores estudian permitir que las propias comunidades locales decidan cómo mantener controlado su consumo de agua.

Eso son buenas noticias para el paisajista del sur de California Greg Gritters, que cree que las autoridades locales de gestión de aguas son las más indicadas para administrar el suministro.

Sus clientes han tenido que elegir entre mantener sus pastos verdes, a costa de enormes gastos en la factura del agua, o apagar sus aspersores y ver cómo el pasto se tornaba marrón.

"En cualquier caso están descontentos", dijo Gritters, propietario de Vintage Landscape en el valle de Coachella. "Son muchas personas descontentas desde que comenzó la sequía".

Una propuesta presentada a la Junta de Control de Recursos Hídricos del Sistema, en Sacramento, permitiría a los distritos locales comparar su suministro de agua con lo que esperan necesitar si la sequía se prolonga otros tres años.

Ciudades y distritos establecerán sus objetivos de ahorro en función del suministro previsto y la demanda. La propuesta estaría en vigor hasta enero.

El distrito de aguas Irvine Ranch, en el condado de Orange, lideró la campaña para adoptar una estrategia regional. Fiona Sanchez, directora de recursos hídricos para el distrito, dijo confiar en que los distritos de todo el estado estudien con cuidado su ratio de oferta y demanda.

"Si las agencias no se lo toman en serio, será muy evidente que no pueden cumplir las demandas de sus clientes", señaló.

Algunos distritos podrían fijar estrictos objetivos de ahorro para empresas y particulares, mientras que otros podrían determinar que es el momento de levantar las restricciones obligatorias.

California está en su quinto año de sequía, pero los reguladores estudian una nueva estrategia, después de que las tormentas de El Niño dejaran agua casi en la media y de que nevara el pasado invierno en el norte de California, llenando embalses clave.

Sin embargo, el sur de California sigue hundido en la sequía y no está claro qué traerán los próximos meses.

Según la regulación propuesta, las prohibiciones de desperdiciar agua limpiando las aceras con manguera o lavando automóviles sin una manga con cierre se harían permanentes.

Max Gomberg, meteorólogo destacado del consejo estatal de aguas, indicó que los californianos comprenden que la sequía sigue siendo grave. Y añadió que no espera que la gente empiece a derrochar agua de repente al introducir cambios.

"Los californianos han demostrado que cuando hay una sequía grave y una necesidad de ahorrar, la gente se alza y colabora", señaló. "Confiamos en que la gente siga practicando sus hábitos de ahorro".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario