Cuba 17 mayo 2017

Cada vez es más visible la influencia de la cultura estadounidense en Cuba

El nuevo desembarco estadounidense en el mercado de cuba parece también estar marcando que cada vez más cubanos sientan menos temor de exhibir públicamente en la isla su atracción por símbolos de la cultura norteamericana.

Embed

Grandes compañías hoteleras de Estados Unidos parecen alistar su nuevo desembarco en Cuba con su presencia en una conferencia de hotelería y turismo que se celebra por estos días en la Habana.

Gimnasios privados de la isla celebran cada vez más competencias de un tipo de entrenamiento surgido en Estados Unidos para estar en forma: el Crossfit.

En los terrenos de la Ciudad Deportiva en la Habana se expande entre los cubanos el llamado Flat Fútbol una versión del famoso fútbol americano.

Es que al parecer el deshielo entre cuba y Estados Unidos, habría marcado el inicio del fin del llamado divisionismo ideológico. Ese término con el que el régimen también ha castigado por décadas a los cubanos que exhiben su gusto por lo estadounidense.

El nuevo desembarco estadounidense en Cuba no solo ha devuelto a la isla los cruceros, los vuelos directos, los modernos autos fabricados en estados unidos, la pasarela de celebridades y hasta a Hollywood con su saga de Rápido y Furioso. También la aparentes sensación entre los cubanos de que exhibir públicamente su atracción por lo americano ya no parece ser tan malo como antes en la isla.

Por eso pese a que en medios y eventos oficialistas aún se debate y critica el uso en cuba de símbolos de la cultura estadounidense, cada vez más cubanos parecen tener menos temor de mostrar públicamente su ropa con la bandera americana o de bailar en las calles de la isla al ritmo del cantante y productor norteamericano Pharrell y su muy pegajoso Happy.

Lo que si sigue siendo un delito en Cuba es protestar y si lo haces con una bandera estadounidense un primero de mayo en la plaza de la revolución mucho más. Por eso, el opositor Daniel Llorente continúa preso en 100 y Aldabó, en la Habana. Su hijo dice que la investigación de su caso debe terminar el próximo 25 de mayo. El régimen lo acusa de resistencia y desorden público.

Fuente: Rolando Nápoles / Americateve.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario