Deportes 23 octubre 2016

Cachorros van a su 1ra Serie Mundial desde 1945

CHICAGO (AP) — Bajo la maldición de una cabra, atormentados por Steve Bartman y abrumados por décadas de decepciones, los Cachorros de Chicago finalmente volverán a disputar una Serie Mundial.

Kyle Hendricks superó al as de los Dodgers Clayton Kershaw en el montículo, Anthony Rizzo y Willson Contreras sacudieron jonrones solitarios sy los Cachorros ganaron su primer banderín de la Liga Nacional desde 1945 al vencer el sábado 5-0 a los Dodgers de Los Ángeles en el sexto juego de la Serie de Campeonato del circuito.

La sequía llegó a su fin cuando el cerrador cubano Aroldis Chapman hizo que su compatriota Yasiel Puig bateara un rodado para double play, desatando el jolgorio en el Wrigley Field.

El puertorriqueño Javier Báez y Jon Lester fueron galardonados como los jugadores más valiosos de la serie. Báez bateó para .318, remolcó cinco carreras y se destacó con una exhibición de jugadas de alto calibre en la segunda base. Lester, dos veces campeón de la Serie Mundial con Boston, tuvo foja de 1-0 con 1.38 de efectividad en dos aperturas contra los Dodgers.

En busca de su primer título desde 1908, los Cachorros abrirán la Serie Mundial en Cleveland el martes. Los Indios no ganan el Clásico de Otoño desde 1948.

"Esta ciudad se lo merece tanto", declaró Rizzo. "Nos quedan cuatro partidos enormes más, pero vamos a disfrutar esto. Vamos a la Serie Mundial. No puedo creerlo".

El equipo del manager Joe Maddon, señalado como abrumadores favoritos para ganar la Serie Mundial desde la pretemporada, lideró las mayores con 103 victorias y procedió a derrotar a los Gigantes y Dodgers en los playoffs.

Es el 17mo banderín de liga para los Cachorros. No certificaban su presencia en una Serie Mundial desde que ganaron el primer juego de una doble cartelera, por 7-3 en Pittsburgh, el 29 de septiembre de 1945, atrapando el banderín en la penúltima jornada de la temporada.

La eterna consigna de 'Esperar hasta al año próximo' quedó archivada esta noche de otoño. Los Cachorros piensan en su futuro inmediato, no en su historial de fracasos.

"Somos muy jovencitos. No nos importa", señaló el estelar toletero Kris Bryant. "No perdemos tiempo pensando en eso. Este es un nuevo equipo. Este es un momento completamente distinto en nuestras vidas. Los disfrutamos y apenas estamos empezando nuestra tarea".

Hendricks lanzó pelota de dos hits en siete innings y un tercio. Chapman sacó los últimos cinco outs, levantando ambos brazos para luego ser rodeado por sus compañeros y coaches.

La afición se entregó al festejo de su equipo, uno que recién en 2012 perdió 101 juegos.

Tras sufrir dos blanqueadas en los primeros compases de la serie, los Cachorros reaccionaron con sus bates y anotaron 23 carreras para llevarse los últimos tres juegos.

Y en lo absoluto se achicaron ante la presión del sábado.

En 1945, la "Maldición de la cabra Billy"comenzó a difundirse cuando el dueño de una taberna no se le permitió ingresar a Wrigley con cabra. En 2003, los Cachorros perdieron los últimos tres juegos de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, marcada por una derrota en el sexto desafío cuando el fanático Bartman desvió un elevado de foul.

La mala suerte no apareció esta vez.

Un sencillo remolcador de Kris Bryant y un elevado de sacrificio de Ben Zobrist le dieron a los Cachorros la ventaja 2-0 en el primero. Dexter Fowler aportó un sencillo impulsor en el tercero.

Las otras dos carreras cayeron con los jonrones de Contreras y Rizzo.

El venezolano Contreras disparó el suyo al abrir el cuarto, desapareciendo por el izquierdo un slider de 87 millas por hora de Kershaw, para su primer jonrón en la postemporada. Rizzo conectó en el quinto, un batazo por el jardín derecho-central, ante una recta en cuenta de 1-1 en el quinto.

Eso fue más que suficiente para Hendricks, el líder de efectividad de las mayores.

Hendricks recibió una ovación de pie luego que Josh Reddick empalmó un sencillo con un out en el octavo. El otro hit que Hendricks permitió fue un sencillo de Andrew Toles al primer lanzamiento del juego.

Kershaw, dominante en una blanqueada en el segundo partido, toleró cinco carreras y siete hits antes de ser reemplazado por un emergente en el sexto. Su marca en postemporada quedó en 4-7. Sus Dodgers siguen sin poder participar una Serie Mundial desde que se alzaron con el título en 1988.

Con cinco días de descanso, el triple ganador del Cy Young tuvo que hacer 30 lanzamientos en el primero en el que Fowler le atacó de entrada con una doble, y luego el sencillo de Bryant provocó que el centenario estadio temblase.

Por los Dodgers, el mexicano Adrián González de 3-0. Los cubanos Yasmani Grandal de 2-0; y Yasiel Puig de 1-0. El panameño Carlos Ruiz con un boleto como bateador emergente. El puertorriqueño Enrique Hernández de 1-0.

Por los Cachorros, Báez de 3-0. El venezolano Contreras de 3-1, una anotada y remolcada.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario