Mundo 08 abril 2016

Cabecillas de pandillas a cárcel de máxima seguridad

SAN SALVADOR, El Salvador (AP) — Las autoridades iniciaron el viernes el traslado de 342 cabecillas de las maras o pandillas al penal de máxima seguridad conocido como Zacatraz donde permanecerán bajo un régimen especial que garantice el aislamiento.

La medida busca para impedir que desde las cárceles sigan ordenando homicidios, extorsiones y otros delitos.

"Aquí estamos para poner en marcha esta gran cruzada contra el crimen y la extorsión, las medidas extraordinarias que vamos desarrollando de manera sistemática y que tendrán en la primera fase la duración de un año", dijo el vicepresidente de la República, Oscar Ortiz acompañado de los diputados miembros de la Comisión de Seguridad Pública y Combate a la Narcoactividad de la Asamblea Legislativa.

Ortiz, el director de Centros Penales Rodil Hernández, otros miembros del gabinete de gobierno y los diputados, verificaron el cumplimiento de las medidas extraordinarias impulsadas por el gobierno para asegurar el control del sistema penitenciario y evitar que las pandillas sigan ordenes crímenes desde las cárceles.

Hernández informó que desde el centro penal de Quezaltepeque, ubicado al oeste de la capital, se realizaron el traslado del primer contingente de 22 cabecillas de estos grupos criminales hasta Zacatraz, a 56 kilómetros al este de la capital en el departamento de Zacatecoluca donde se garantiza el aislamiento, la incomunicación. Los reos tampoco tendrán visitas íntimas, ni de familiares y se restringe la reunión con abogados.

Entre los pandilleros trasladados se encuentran quienes ordenaron el asesinato de 11 personas, entre ellas un grupo de trabajadores de una distribuidora de energía eléctrica, perpetrado el pasado 3 de marzo al noroeste de San Salvador. Los cabecillas de las pandillas están calificados como "reos de alta peligrosidad".

Luego de la matanza que se le atribuye a las pandillas, el gobierno salvadoreño decretó estado de emergencia en siete cárceles y trasladaron hasta el penal de Quezalpeteque a los reconocidos cabecillas de las pandillas y días después logró que la Asamblea Legislativa aprobaras un paquet3e de medidas extraordinarias que afectan al sistema penitenciario y los autoriza para someter aislamientos severos a estos criminales.

Al verificar el cumplimiento de las medidas contra las pandillas, el vicepresidente Ortiz dijo que lo que buscan es "proteger a la familia salvadoreña, proteger a las comunidades, proteger nuestra economía y hacer de nuestro país, gradual y poco a poco un país que genere tranquilidad".

Ortiz también anunció la creación de tres Centros Temporales de Reclusión que albergarán a reos de baja peligrosidad y en los que a cambio de trabajo podrán reducir sus penas de cárcel.

Se construirán tres Centros Temporales, uno en las proximidades del penal de Zacatraz, otro cerca del Penal La Esperanza, conocido como la "cárcel de Mariona", ubicado en la periferia norte de la capital y otro en Izalco, en la zona occidental del país.

"Allí estarán aquellos privados de libertad que no representan ya un peligro para la sociedad salvadoreña y que entrarán en una etapa productiva de auto sostenibilidad, y por supuesto ellos mismos con su buen comportamiento se darán la oportunidad de ahorrarse días, meses o años de pena", dijo Ortiz.

El vice mandatario fue enfático al señalar que "aquí no entra ningún recluso que se considere todavía un peligro para la sociedad".

El gobierno continúa impulsando estas medidas extraordinarias para combatir a las pandillas a pesar que estas han reiterado su decisión de cesar los homicidios, buscando que el gobierno se siente a negociar con ellos.

En El Salvador las pandillas establecidas en populosos barrios y comunidades están integradas por más de 70.000 jóvenes y adultos. Más de 13.000 están presos y sus cabecillas están sometidos a un régimen especial de aislamiento. Según las autoridades están involucrados en la mayoría de los crímenes que se cometen en el país.

Según cifras oficiales, marzo cerró con 626 homicidios, con un promedio de 20,2 muertes violentas al día, superando en 142 a las registradas en el mismo mes de 2015. Desde enero se han contabilizado 2.022 homicidios.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario